•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Una niña de siete años fue ultrajada sexualmente por un sujeto que llegó a su casa a ingerir licor con su progenitor, mientras la mamá de la menor cuidaba a su suegra en un hospital.

“Cuando llegué a la casa a las 7:00 am (del domingo), el niño de tres años me dijo que un hombre había agarrado a su hermana del cuello. Al preguntarle a la niña mayor qué le había ocurrido, me dijo llorando el calvario que sufrió”, señaló en su denuncia la madre de la pequeña.

La Comisaría del Distrito III de Policía detuvo a un hombre joven de apellidos Estrada Vásquez, de 23 años, como sospechoso del ultraje. Cuando se le preguntó por el delito que le achacan, guardó silencio.

Padre dormía

Las autoridades policiales determinaron que después que el padre de la niña se quedó dormido, aparentemente Estrada aprovechó para ingresar a la habitación donde dormían la niña y sus hermanos.

“Entró a la habitación donde estaba la menor, le tapó la boca y le dijo: ‘No grités, que soy tu tío”, y bajo intimidación la sacó de la vivienda y en una presa (de la comarca donde vivía) la ultrajó”, detalla el informe policial.

Estrada fue remitido al Ministerio Público para que responda en los Juzgados por el delito de violación.