•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Por más de ocho horas el cuerpo de Francisco Gaitán, quien tenía 45 años, estuvo tendido sobre el pavimento en el kilómetro 31 ½ de la Carretera Nueva a León, a la espera de la ambulancia del Instituto de Medicina Legal, pero esta nunca llegó, por lo que sus parientes recogieron el cadáver y se fueron.

Gaitán murió de politraumatismo severo, a la 1:40 am del lunes 20 de agosto, tras un aparatoso accidente, confirmó Augusto Flores, oficial de turno de la Cruz Roja.

En el lugar atendieron a Marcos Pastor Gaitán, de 42 años, quien conducía la camioneta blanca Mitsubishi, placas M-104247 y que resultó herido; a Josué Rayos Mendoza, de 30, por politraumatismo, y a Francisca Anielka Plata, de 22, por fracturas en el antebrazo y rodilla derecha. Todos fueron trasladados al Hospital “Antonio Lenín Fonseca”.

La Dirección de Tránsito de la Policía de Nagarote continúa con las investigaciones para determinar las causas del accidente, aunque la camioneta chocó contra una rastra.

Ebrio al volante

Por otra parte, los agentes del Distrito II de Policía investigan el homicidio imprudente cometido en perjuicio de Hoslyn Josué Méndez Jarquín, de 18 años, quien fue atropellado por el conductor de la camioneta Toyota gris placas CT-2251, Tito Eliseo Álvarez, de 39, quien según el reporte de los agentes de Tránsito llevaba 1.29 grados de alcohol por litro de sangre.

La secretaría de la Segunda Delegación policial informó que Álvarez primero atropelló al peatón Henry Mejía Galeano, de 19 años, del Parque San Sebastián una cuadra al norte, el sábado a las 11:40 pm.

“Minutos más tarde el conductor (Álvarez), quien iba bajo los efectos del alcohol y a alta velocidad, se pasó llevando a Méndez, quien caminaba con tres amigos tras haber visitado el avión que está en el Malecón de Managua. La víctima falleció la madrugada de hoy (ayer) debido a trauma craneoencefálico severo”, informó Gema López, oficial de turno del Distrito Dos de Policía.

Álvarez luego chocó contra una tarima ubicada frente a la Asamblea Nacional, donde los agentes policiales lo detuvieron.

“Veníamos buscando un taxi, pero ningún taxista nos montaba, tal vez porque éramos cuatro varones, dos veníamos en la acera, la víctima y otro amigo venían en el pavimento, cuando de repente vimos que un vehículo sin luces se lo pasó llevando”, dijo Zamir Reyes, de 22 años, uno de los protagonistas.

Méndez cursaba el quinto año y trabajaba como ayudante en un taller de mecánica automotriz. Sus restos fueron velados en su casa ubicada en el barrio San José y descansarán en el Cementerio General.

Fallece dominicana

En Matagalpa una vendedora de medicinas naturales de origen dominicano, con residencia en Juigalpa, Chontales, murió el sábado, cuando el vehículo en que se movilizaba rumbo a Siuna se precipitó a un abismo de 50 metros de profundidad, en el municipio Río Blanco.

Marisela Carmona Pérez, quien tenía 41 años, pereció cuando la camioneta Nissan roja, placas NS-1118, conducida por Rafael Carmona Pérez, cayó al abismo al bajar la cuesta La Ponzoña, ubicada a pocos kilómetros del poblado de Río Blanco.

Las autoridades policiales determinaron que el conductor de la camioneta, Rafael Carmona, de 39 años, realizó una mala maniobra y no pudo controlar el automotor, precipitándose al precipicio.

El conductor del vehículo, así como Henry Díaz Báez, de 33 años, y Franklin Urbina Santos, de 34, resultaron heridos en el accidente y fueron trasladados al hospital de Boaco, donde se recuperan.

(Colaboración de Francisco Mendoza.)