•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Aparentemente a Erling Ramón González Urbina la naturaleza le jugó una mala pasada, porque según sus padres, -una pareja de campesinos habitantes de una comunidad rural del municipio de Condega--, desde hace 22 años nació con una rara enfermedad que le ha deformado la cara.

La falta de recursos económicos de sus progenitores ha impedido que acudan a un facultativo para que le brinde atención especializada, y se le pueda realizar un estudio profundo sobre el mal que lo agobia.

La comunidad “El Mojón” está ubicada a varios kilómetros al oeste de la zona urbana de Condega, lugar donde habita González Urbina.

Digna Urbina y Francisco González explicaron que a pesar de su pobreza (ellos se dedican a la agricultura) apoyan a su hijo en la medida de sus posibilidades, y lo animan para evitar que el mal afecte su autoestima.

Su mamá reconoció que ha recibido ayuda por parte de las autoridades del Ministerio de Salud, pero lo que su hijo desea es ser operado, pero están claros que eso es costoso y riesgoso.

Quiere estudiar y tener novia

Por ello, están solicitando apoyo a personas altruistas de Nicaragua y de otros países para que estudien la enfermedad que afecta al muchacho, quien debido a su condición no pudo seguir estudiando.

La madre de Erling Ramón apuntó que cuando su hijo nació los médicos le dijeron el mal que afectaba a su hijo era una úlcera en la piel de la cara, y que se le iba a desarrollar conforme su crecimiento.

Acotó que hace algunos años llegó a la comunidad un grupo de evangélicos que observaron la situación de Erling Ramón, y lo llevaron a León, donde un médico le brindó asistencia y hasta fue sometido a una cirugía, pero el mal resurgió.

El muchacho, aunque tiene dificultades para articular palabras, señaló que su mayor sueño es tener un rostro como el de los demás jóvenes, y tener novia para hacerla su esposa y formar una familia.

Dijo que si alguien desea ayudarle puede contactarse con su progenitora al celular 8503- 4484.