•   San Jorge, Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Dos días después de haberse escapado del Hospital de Rivas, un paciente decidió retornar a dicho centro asistencial, porque al parecer no soportó el dolor en las dos heridas que sufrió por arma de fuego en el muslo izquierdo y muñeca del mismo lado, en circunstancias aún no esclarecidas.

El herido de bala responde al nombre de Eliécer José Aburto, de 23 años, y habita en el municipio de San Jorge. Según la directora del hospital rivense, doctora Ana Quintanilla, a las siete de la noche del último sábado éste ingresó a Sala de Emergencias presentando heridas de bala, la de la muñeca le provocó una fractura expuesta.

Sin embrago, 40 minutos después de su ingreso Aburto abandonó el hospital, pese a que el personal médico lo persuadió para que no abandonara el hospital.

Según la doctora Quintanilla, el paciente apareció nuevamente a las 11.40 de la mañana del lunes, quedando internado en Sala de Ortopedia.

¿Lo confundieron?

Al ser entrevistado, Aburto aseguró que no interpuso denuncia en la Policía porque no identificó a la persona que le realizó el disparo, debido a que estaba oscuro, pero dejó entrever que fue el vigilante de un plantío de plátanos.

“Yo solo escuché las detonaciones cuando salía de un cañaveral que está frente a un plantío de plátanos, quizás por el ruido el vigilante realizó los disparos”, detalló Aburto, quien no supo explicar qué hacía a esa hora dentro de la propiedad privada.