•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Tardó más la captura que la liberación

Desde el 2009 dos sujetos eran buscados por cometer supuestamente el delito de asesinato, pero ayer fueron puestos en libertad, porque la acusación que formuló la Fiscalía no era clara, precisa y ni circunstanciada.

Así lo determinó la jueza suplente del Juzgado Octavo Penal de Audiencia, María Lourdes Corea. “La presente acusación no establece la participación individual de cada uno de los detenidos, no se entiende si todos los involucrados iban o no en un solo vehículo”, apuntó la judicial.

Explicó que la norma penal establece que para que haya asesinato debe existir alevosía, ensañamiento o promesa remunerada, “lo que no se establece en la presente acusación, por lo que se rechaza la misma y se gira orden de libertad para los acusados”.

Los afortunados fueron Víctor Rodríguez Rivera, de 34 años, y Francisco Estrada Quezada, 30, quienes eran señalados de participar en la muerte de Óscar Francisco Morales, de 40, la noche del 21 de abril de 2009 en el barrio “Jorge Dimitrov”.

Ni “calentó” el teléfono robado

Despojar de un teléfono celular valorado en C$2,000 a una joven y venderlo inmediatamente, es lo que tiene tras las rejas a Vladimir Alvarado Vallejo, alias “Toñito”, de 19 años. La jueza suplente del Juzgado Octavo Penal de Audiencias de Managua le decretó la prisión preventiva por el delito.

La víctima es Xochilt Blanco, de 29 años, quien según el escrito acusatorio, la mañana del 20 de agosto se dirigía a buscar un taxi para trasladarse a su centro de labores, cuando “Toñito” y otro sujeto le interceptaron el paso.

“El acusado sacó un cuchillo con el que intimidó a Blanco y le dijo: “entregame el celular o aquí mismo te apuñalo”, por lo que la víctima no tuvo otra opción que entregar sus bienes”, manifestó la fiscal auxiliar María Teresa Gómez.

En la acusación relatan que “Toñito” vendió el celular en 700 córdobas el mismo día que se lo robó. La audiencia preliminar quedó programada para el 30 de agosto a las nueve de la mañana.

Roban con pistola de juguete

Fernando José Lumbí Hunter, Raúl Antonio Cuadra y María de los Ángeles López, fueron acusados por el Ministerio Público de participar en el robo agravado en perjuicio del taxista José Almanza, a quien despojaron del vehículo Hyundai Atos, negro, placa M06232.

Los hechos ocurrieron el 10 de octubre de 2011 a las 8:40 pm, cuando los señalados solicitaron los servicios del taxista en los alrededores de El Redentor.

“Lumbí paró el taxi y arregló con la víctima hacer el traslado en 50 córdobas, pero minutos después de haber abordado el vehículo lo intimidaron con un arma. Los acusados golpearon en la cabeza a Almanza con un revólver, pero este notó que el arma era de plástico, porque no pesaba, y decidió enfrentarse a ellos, pero los señalados se dieron a la fuga en el vehículo”, detalla la acusación.

La jueza les decretó la prisión preventiva a los acusados y les programó la audiencia inicial para el 30 de septiembre.