•   Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • Tomada del Diario Extra

Las hermanas María y Joslin Chévez Molina fallecieron el domingo junto con el motociclista Alexander García López, luego de chocar de costado contra un tráiler que pasaba frente a la Cruz Roja de Venencia, San Carlos, en Costa Rica.

Las víctimas, nicaragüenses de 18 y 19 años, al parecer habían salido de un bar, donde compartieron varias horas y a las 2:30 a.m. regresaban junto con García, de 25 años, quien conducía la moto Honda 125 cc, placa 281926.

Se presume que el hombre, de nacionalidad costarricense, se había ofrecido a dejar a sus amigas a su vivienda ubicada en La Rita de Río Cuarto, Grecia.

Las primeras averiguaciones de la Policía de Tránsito revelan que García viajaba a exceso de velocidad, por lo que se brincó una señal de alto, lo que hizo que derraparan hasta pegar de costado con el camión.

El mortal impacto fue de costado, mientras que el tráiler que iba a cargar fruta a la empresa DOLE los arrastró varios metros, resultando con heridas de consideración, principalmente en la cabeza.

Aplastadas

Una de las piñas de llantas traseras les pasó por encima a las hermanas y a García, las jóvenes murieron de forma inmediata con lesiones en la cabeza, el abdomen y las extremidades.

Mientras que García, quien era vecino de Pital, pese a usar casco murió dos horas después en el Hospital de San Carlos, también con lesiones muy graves en la cabeza.

Según el conductor del cabezal, placas C159293, de apellido Luna, no pudo hacer nada por evitar el impacto. “Andaba trabajando cuando de pronto aparecieron tres personas en una moto a gran velocidad que pegaron con las llantas, cayeron y las dos mujeres fueron arrastradas. Una tercera persona fue auxiliada por los cruzrojistas, quienes estaban al frente, de inmediato lo trasladaron con vida pero muy delicado hasta el hospital”, explicó.

Gilberto Segura, oficial de Tránsito, manifestó que la prueba de alcohol se le hizo al trailero.

“El conductor del camión estaba muy asustado por el estado en que quedaron los cuerpos; sin embargo, se le hizo la alcoholemia y dio negativo. Estamos averiguando la versión de que si las víctimas habían salido de un bar”, declaró.

Las nicaragüenses tenían cuatro años de residir en nuestro país junto con su madre. Sus cuerpos fueron levantados por agentes del Organismo de Investigación Judicial y trasladados al Complejo de Ciencias Forenses en San Joaquín de Flores, Heredia.

Mientras, el cuerpo de García, quien murió en el hospital, también fue llevado a la morgue para la autopsia.