•   Matagalpa y Nueva Segovia  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Mientras la mayoría de los matagalpinos disfrutaba de la victoria del equipo indígena de Matagalpa sobre los Indios del Bóer, otros se dedicaron el fin de semana a atacar a las personas que disfrutaban, causando lesionados y muertos.

Los hermanos Francisco Javier y William Mendoza Rivas fueron atacados a pedradas por un grupo de antisociales que los interceptaron de La Casa de la Novia una cuadra al oeste, según reportaron autoridades policiales.

Según los agentes del orden público, Francisco Javier Mendoza Rivas, de 32 años, recibió varios impactos en el rostro, cabeza y otras partes del cuerpo, luego uno de los antisociales le hundió un puñal en el abdomen, en tanto su hermano fue brutalmente golpeado.

Francisco Javier Mendoza fue trasladado aún con vida al Hospital Regional “César Amador Molina”, pero falleció a los pocos minutos de haber ingresado al centro asistencial, donde su hermano se encuentra en estado delicado.

La Policía informó que los hermanos se dirigían a su casa, cuando fueron interceptados por los homicidas que ya fueron identificados, aunque solo Jonathan Absalón Valenzuela Centeno fue arrestado y remitido al Ministerio Público.

La víctima era trabajador del Plantel de Construcción de la Policía Nacional.

Expiran dos más productos de los golpes

En tanto, la Policía neosegoviana a través del portavoz, comisionado Pablo Ardón, informó de dos homicidios.

Orlando Centeno Salgado, de 30 años, fue ultimado en una riña tumultuaria registrada el sábado pasado en el Sector No. 2 de Jalapa.

Según la madre, Elsa del Carmen Salgado Munguía, de 59 años, su vástago andaba pasado de tragos y al mediodía llegó a su casa con golpes y lesiones.

Agregó que estaba incontrolable y solo le escuchó decir: “esto no se va a quedar así”, luego tomó un machete y salió a la calle sin rumbo.

La mañana del domingo los vecinos le avisaron que su hijo había muerto. La Policía detuvo a ocho personas involucradas en el pleito callejero.

La víctima falleció a consecuencia de puntapiés, lesiones de pedradas y objeto corto-punzante.

En tanto, Ernesto Antonio Lizardo García, falleció el domingo pasado en el Hospital “Alfonso Moncada Guillén” de Ocotal, a causa de un garrotazo que le propinó presuntamente Noel Acuña, la tarde del sábado.

Refiere Ardón, que Lizardo intervino en un pleito donde un desconocido y Acuña intercambiaban puñetazos, pero este último le asestó un mazazo en la cabeza con un leño, derribándolo al suelo.