• Granada, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Dos semanas después de que responsabilizaron penalmente a un extranjero de origen estadunidense por explotación sexual comercial en la modalidad de pornografía infantil y actos sexuales con adolescentes mediante pago, el titular del Juzgado de Distrito Penal de Juicio de Granada, Alcides Muñoz Alemán, declaró culpables a los belga, Francis Jr. Defranco y Jean KaresVandenBroek, señalados por delitos similares.

El juicio oral y público acabó la madrugada de ayer, luego de cuatro días. La fiscal Mariela Masis presentó los testimonios de médicos, psicólogas e investigadores.

También fueron presentadas una gran cantidad de fotografías, correos electrónicos y las páginas web del Hotel Club Alegría y Hotel Joluva, en las que los extranjeros ofrecían a la ciudad Granada como un paraíso gay, utilizando a varios menores de edad, tal como lo expresó en su momento la fiscal departamental, Vanessa Cordero. Precisamente la acusación detallaba que las víctimas fueron cinco jovencitos de 17 años que constantemente accedían a tener sexo con ellos a cambio de dinero.

VandenBroek permanecía en el Joluva, cerca del mercado municipal de Granada, para esperar la visita de varones que luego trasladaba hasta el Hotel Club Alegría, en las cercanías de la Laguna de Apoyo; ahí inicialmente se dijo que Defranco y otros dos extranjeros los esperaban para consumar los encuentros sexuales con los menores. Sin embargo, el judicial solamente responsabilizó a dos.

Los dos que obtuvieron un fallo de no culpabilidad fueron el estadounidense, Lyals Barry Leroy y el canadiense David William Thomas. También resultó no culpable el nicaragüense Raúl Antonio Urbina, quien se encargaba de resguardar las habitaciones del Club Alegría.

La lectura de la pena quedó programada para las tres de la tarde de hoy viernes.