•  |
  •  |
  • END

Agentes de la Quinta Delegación de Policía investigan la muerte de Álvaro Alfonso Hurtado Chamorro, de 65 años, cuyo cuerpo sin vida fue encontrado en la parte trasera de la camioneta que conducía al salir de su casa, aunque se presume que se trate de una muerte natural.

Según varias personas entrevistadas, cuando ellas llegaron al sector donde laboran, en la segunda entrada a Las Colinas, una cuadra al este, media cuadra al sur, la camioneta Toyota, plateada, placas M 112-279, ya estaba en el sitio, por lo que pensaron se trataba de un vehículo robado.

“Yo no miré nada que indicara que estaba alguien muerto… es más, pensamos que era una camioneta robada. Se llamó a la Policía y uno de los muchachos fue el que dijo que había un muerto”, dijo José Mercado.

Hasta el sitio se hizo presente la guardia operativa de la delegación policial, al igual que personal del Instituto de Medicina Legal, uno de los que informó que a simple vista el cuerpo no presentaba signos de violencia.

El capitán Carlos Alemán, jefe de Detectives de la Delegación Cinco, manifestó que hacen las investigaciones correspondientes y esperan el dictamen de Medicina Legal para saber si hubo o no mano criminal.

Ayer por la tarde, familiares de Hurtado Chamorro llegaron al Distrito Cinco a conocer el resultado de las investigaciones preliminares. Un primo hermano manifestó que podría tratarse de un infarto.

El conductor y la empleada doméstica de Hurtado Chamorro también llegaron a declarar, manifestando que su patrón salió la noche del domingo último y hasta el mediodía de ayer se enteraron de su deceso, al verlo en las noticias.

Niño muerto…
Por otro lado, el pequeño Emmanuel de Jesús Siu, de ocho años, pereció en la sala de emergencia del Hospital “Fernando Vélez Paiz”, ayer por la mañana.

El pequeño cayó de un árbol de cuatro metros de altura, y su condición, al ingresar al centro asistencial, era grave, según manifestó el doctor Noel Larios, subdirector médico del FVP.

Asimismo declaró que Emmanuel desde que cayó perdió la conciencia, por lo que lo entubaron y lo conectaron a un ventilador. “Fue valorado por Pediatría y Cirugía y una consulta con Neurocirugía del Hospital ‘Antonio Lenín Fonseca’ y el diagnóstico fue un trauma craneoencefálico severo, hemorragia intracraneal, fractura parietal derecha y edema cerebral. Hoy a las 6:20 --del lunes-- murió”, relató el doctor Larios.