•   Masaya, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El desfile escolar patrio que realizaron centenares de estudiantes de diferentes colegios del municipio La Concepción, departamento de Masaya, se vio perturbado la mañana de ayer cuando cinco alumnos y tres padres de familia fueron levemente arrollados por el conductor de un vehículo que no respetó dicha actividad.

El conductor del vehículo, aparentemente ciudadano norteamericano, no iba a gran velocidad, por lo que las consecuencias de su imprudencia no fueron graves, según relataron testigos del accidente de tránsito.

“Los impactó de frente y ellos cayeron a los lados de la calle, a uno de ellos (de los alumnos) le pasó sobre el pie, allí le están dando atención, (el conductor) no venía corriendo a alta velocidad, pero venía sobre la vía y no se detenía”, relató el profesor René Acevedo, quien participaba del evento escolar.

Según los afectados, el aparente “gringo” no se detuvo y proseguía su marcha a pesar de haber lastimado a varias personas, pero se detuvo a una cuadra de distancia del hecho, obligado por indignados padres de familia. Maestros llamaron a la Policía de La Concepción y varios oficiales se presentaron al lugar, pero lejos de detenerlo, actuaron como cómplices del conductor.

“Aquí la Policía ha tomado una decisión como de omitirlo y dejarlo ir, pero porque la población se levantó no lo dejaron ir, sino de su parte de la Policía, que lástima, cómo se comporta ante una situación así, lo iban a dejar ir”, se quejó Acevedo.

El Nuevo Diario llamó a la delegación policial de La Concepción, para confirmar detalles, pero el oficial del puesto de mando aseveró que el jefe de ese lugar no se encontraba. Llamamos en repetidas ocasiones al comisionado mayor Horacio Sobalvarro, jefe de la Policía de Masaya, para conocer la versión oficial del hecho, y luego de comprometerse a dar información, no contestó más nuestras llamadas.

El alumno que resultó con daños en el pie fue trasladado a un centro de salud, mientras el resto no se recuperaba del susto. Para rematar la celebración escolar, momentos más tarde se registró un pleito entre vándalos juveniles, en medio de la presentación de la gimnasia rítmica de los diversos colegios.