•   Matagalpa, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El fin de semana las autoridades policiales de Matagalpa atendieron dos casos que no quedaron esclarecidos: un supuesto suicidio sin motivaciones específicas, y un herido que fue llevado al hospital, pero que, al morir, quienes lo acompañaban decidieron llevárselo antes de que la Policía investigara.

En el primer caso, aunque la Policía lo tipificó como muerte pasional, la carta que le dejó a su compañera de vida hace sospechar que fueron problemas económicos los que impulsaron a José Agbener Valdivia López, de 30 años, a colgarse de una viga de su casa de habitación.

El hecho se registró en el barrio “Salvador Amador”, de Casa Pellas 60 metros al Noreste, lugar donde habitaba con su familia el ciudadano Valdivia López.

Una patrulla se movilizó al lugar junto al médico forense, que realizó las diligencias respectivas; mientras, la Policía bajó el cuerpo de Valdivia para entregarlo a sus familiares y que le dieran cristiana sepultura.

La víctima dejó una carta en donde expresaba a su esposa que la quería mucho y que lo perdonara por la decisión que había tomado, pero también en la carta le pide que venda todo lo que era de su propiedad, y que con eso pague la deuda que tenía.

Sacado antes que llegara la policía

En el segundo caso, se reportó que una persona llegó agonizante por envenenamiento al Hospital Regional “César Amador Molina”, donde los médicos no pudieron hacer ya nada para salvarle la vida, pero los familiares se lo llevaron antes que llegara a indagar la Policía Nacional con el médico forense.

Divulgación de la Policía de Matagalpa señaló que están realizando las investigaciones para dar con la identidad de los familiares de la víctima, y conocer las causas que llevaron a este ciudadano a quitarse la vida al ingerir, supuestamente, productos tóxicos.