•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Elefante pintora vende obras en miles de dólares

Es la Frida Khalo de los paquidermos. Las obras de Shanti, la “artista”, están siendo subastadas y hasta el momento ya llevan recaudados US$6,000 por cuatro pinturas. El dinero será utilizado para comprar equipamiento médico y veterinario para los elefantes de un Zoo en Sri Lanka.

La elefante se empezó a interesar por la pintura gracias a su entrenadora, Veronika, quien le enseñó a sostener el pincel con la trompa. “Nos tomó unos quince días antes de que comenzara a dominar la brocha”, contó la portavoz del Zoológico de Praga, Tereza Paleckova.

Fue así que Shanti empezó a poner el pincel sobre el lienzo y a dar sus primeras pinceladas. Después de dos o tres meses ya no necesitaba la ayuda de su cuidador. Paleckova declaró que “la pintura es parte de los programas de enriquecimiento para mantener a nuestros animales felices y sanos”

Si bien Shanti ya no pinta más porque fue trasladada a otro sector del Zoo, sus obras tienen el potencial de convertirse en ítems de colección y podrían subir de valor.

Marek Slidberski, curador en la galería de Praga Marthi, donde las pinturas están en exhibición, dijo: “Solo tenemos que esperar a su próxima ola de creatividad”.

Artista ruso crea modelos miniatura con fideos

Sergey Pakhomov, un artista de la región de Perm, en Rusia, ha sido noticia recientemente por el uso de manera asombrosa de varios tipos de pasta para hacer modelos en miniatura de coches, aviones, barcos, y hasta de un pequeño pueblo.

Pakhomov es un artista aficionado que descubrió que la pasta italiana es un material ideal para crear modelos detallados en miniatura. Todo comenzó hace seis años, cuando el hombre se encontraba trabajando para una compañía de relaciones públicas y le pidieron que realizara una publicidad para una empresa de macarrones. Fue entonces cuando se le ocurrió construir pequeños modelos de automóviles y de casas con los productos del anuncio. Lamentablemente, la campaña publicitaria fue cancelada, pero la idea permaneció en la mente de Sergey, y luego de estudiar las obras de otros artistas que ya habían utilizado fideos para hacer arte, decidió darse una oportunidad y empezar a construir las miniaturas.

Así, después de seis años de experimentación y de trabajo duro, Sergey Pakhomov ya tiene una impresionante colección de más de 30 miniaturas hechas con espaguetis, lasañas, macarrones, vermicellis y todo tipo de pasta, algunas bastante complejas e impresionantes.

Según Sergey, armar un modelo le lleva de 20 a 30 horas de trabajo, y dice que su creación más compleja es un coche pequeño con asientos delanteros reclinables, puertas que realmente se abren y un montón de otros pequeños detalles. Otro orgullo personal es una pequeña ciudad, que le llevó tres años completar.

Conserva todas las creaciones en su casa, en una especie de museo privado, ya que necesitan una temperatura especial para que la pasta no se arruine.

Lavadero de autos ofrecía sexo a sus clientes

La Policía de Malasia clausuró esta semana un lavadero de autos que ofrecía una promoción en la que sus clientes, luego del noveno lavado, podían acceder a tener sexo con una trabajadora sexual contratada por el negocio.

Este inusual «programa de recompensas» nació de una asociación entre una casa de masajes eróticos y el lavadero de autos, informó el periódico Malay Mail. La Policía declaró que descubrieron la «promo» cuando allanaron el local de masajes ubicado en Kuala Lumpur, y descubrieron que varios de los clientes pagaban con cupones emitidos por el lavadero de autos.

«Para acceder a la oferta de una sesión de sexo gratis, los clientes debían llevar nueve veces su auto al lavadero, y así recibían un voucher para hacerlo efectivo en la casa de masajes», informó el oficial Emmi Shah Fadhil, de la Policía malaya.

Luego del procedimiento, nueve mujeres que se cree que son trabajadoras del sexo, y cuatro hombres sospechosos de ser los dueños de la casa de masajes, fueron arrestados y llevados al destacamento policial para ser interrogados. Mientras, las investigaciones del caso avanzan y el lavadero permanece cerrado.