•   Masaya, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La Policía esclareció el homicidio del cambista Róger Luis Aguilar Orozco, de 45 años, con la captura de Jackie Josué Rico Flores, de 21 años, miembro de una peligrosa banda.

El comisionado mayor Horacio Sobalvarro, jefe de la Policía de Masaya, informó que siguieron las pistas que dejó Harley José Padilla Álvarez, quien resultó herido en el atraco, y definieron el círculo de sospechosos, luego dieron con Rico, quien participó en el asalto al cambista.

Rico huyó en un taxi rumbo al Hospital “Humberto Alvarado”, donde fue “rescatado” en un BMW gris, conducido por el prófugo Roberto Peña, un sujeto cuyas generales están siendo verificadas, pero que es conocido con el alias de “Tutun”.

“Ambos se dirigen a la carretera a Granada, donde botan una gorra y un celular, que se presume eran del ahora difunto”, indicó el comisionado mayor Sobalvarro.

Posteriormente, Jimmy Antonio Valenzuela, de 30 años, habitante de Nindirí, fue contactado por Rico, quien le encomienda la destrucción de una mochila y de unas tarjetas de crédito que eran evidencias del crimen.

En prisión

Sin embargo, la Policía logró recopilar algunos residuos en la casa de Valenzuela.

Las autoridades determinaron que el jefe de la banda es Miguel Ángel Calero Gutiérrez y/o Julio Antonio Calero Pasos, de 33 años, alias “El Granadino”, quien se encuentra prófugo.

La motocicleta que fue utilizada en el robo se encontraba en venta en un negocio donde reparan y venden motocicletas, en la Villa Bosco Monge. Ahí la Policía ocupó 13 motos sin documentos, además de un chasís y de un motor.

Las autoridades indicaron que con la detención de esta banda delincuencial lograron esclarecer el robo del dinero para el pago de una planilla, ocurrido el 30 de enero de 2012. Milagros Delgado Somarriba ingresaba en un microbús a las instalaciones de Cruz Azul, cuando la asaltaron.

“Está pendiente que el Laboratorio de Criminalística determine si la bala que recibió Padilla fue por un disparo realizado por la víctima o por el vigilante”, dijo el jefe de la Policía de Masaya.

La Policía remitió el expediente del caso a las autoridades judiciales que decretaron la prisión preventiva a los detenidos, y ordenaron la captura de los prófugos.