•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Elvis Miranda, alias “El Pelón”, quien tenía 45 años de edad y habitaba en la comarca El Paraíso, ubicada en el kilometro 36.5 de la Carretera a Boaco, fue encontrado muerto en la casa donde vivía y vigilaba. Aparentemente le dieron una pedrada en la cabeza. Estaba tirado en el piso y tenía dos o tres días de fallecido.

Reyna Zamora Medina, vecina y amiga del ahora occiso, denunció que su hijo, Otoniel Chavarría Medina, tiene que ver directamente con la muerte de Miranda, porque con él consumía licor a toda hora, y el martes de esta semana, en horas de la madrugada, se apareció en su casa en total estado de ebriedad pidiendo que le abriera la puerta, porque le llevaba un “regalito”, pero ella lo corrió.

“Yo fui la que llamé a la Policía, porque en la mañana de hoy (ayer) encontré cerca unos electrodomésticos tirados en la calle y rápidamente reconocí que eran de “El Pelón”, por eso inmediatamente fui a visitarlo para decirle, pero lo llamé y llamé, y no respondió. Toqué a la puerta y nada, entonces una ráfaga de viento hizo que percibiera un hedor horrible desde adentro de su casa, inmediatamente di parte a las autoridades, cuando vinieron abrieron la puerta y lo encontraron tirado en el suelo”, relató Zamora.

Agregó que su hijo estuvo viviendo en Juigalpa con una hermana, pero tiempo después regresó, luego su hija la llamó para contarle que su hermano Otoniel había estado preso por un homicidio.

¿Investigado por dos crímenes?

“Hace poco me volvió a llamar para decirme que él volvió a ir a Juigalpa, donde lo habían arrestado otra vez por otro homicidio, con este ya serían tres cosas graves las que ha hecho, así que por eso no me queda duda de que él tiene que ver con la muerte de ese señor y quiero que pague por su delito”, dijo Reyna Zamora.

Otoniel Chavarría estaba en una esquina en el momento que llegó la patrulla policial a la casa de la víctima, pero huyó del lugar. La madre del sospechoso dijo que su hijo puede encontrarse en el barrio Waspam Norte, porque ahí tienen familiares.

Según pobladores de la comarca, “El Pelón” era un hombre tranquilo que el único defecto que tenía era consumir demasiado licor.

La víctima mortal cuidaba la casa donde fue encontrado. La propiedad es de su hermana, quien no quiso dar declaraciones, limitándose a demandar justicia.