•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La gana de seguir ingiriendo licor le costó la vida a Lésther Otoniel Mejía Urbina, quien tenía 19 años de edad y se dirigía a comprar una botella de alcohol a la pulpería Don Julio, ubicada en el barrio “Walter Ferreti”, cuando un sujeto alto y moreno se le acercó por detrás y le asestó una certera puñalada en la tetilla izquierda, que lo llevó a la tumba.

Según la hermana de la víctima, Jacqueline Vanessa Mejía Urbina, Lésther Otoniel estaba ingiriendo licor en su casa, pero al ver que la botella de guaro estaba vacía, se fue comprar más a la pulpería ubicada como a cuatro cuadras de su vivienda.

“Él salió bastante tomado, por eso inmediatamente mi mamá y yo lo perseguimos y lo llamamos, pero cuando estaba frente a la pulpería vimos que un sujeto alto, moreno y de colita se le acercó por la espalda, sacó un filoso cuchillo y se lo ensartó sin dudarlo”, relató la hermana de la víctima.

Jacqueline Mejía también manifestó que después que su hermano fue atacado por el sujeto de cola, ella comenzó a tirarle pedradas para que no se escapara, pero de pronto apareció una pandilla de unos cinco sujetos armados de machetes y comenzaron a agredirla físicamente, aunque no le dieron ni un filazo.

Sin ayuda

“Yo me agarré con ellos, les pegué varias pedradas, pero después comenzaron a tirarnos machetazos a mi mamá y a mí, por lo que comenzamos a pedir ayuda a gritos, pero nadie nos auxilió, estábamos luchando solas con los sujetos y desistimos. Luego se dieron a la fuga”, relató Jacqueline Mejía.

Por su parte, la madre de la víctima, Martha Urbina García, explicó que su hijo no tenía rencillas personales con nadie y que al sujeto que lo mató nadie lo había visto antes en el barrio, por lo que piensan que el móvil del crimen fue el robo del dinero que llevaba para comprar licor, o lo mató por gusto.

“Estuve pidiendo auxilio a gritos para que me ayudaran a levantar a mi hijo y nadie salió, luego a como pude con mi hija lo levantamos, pero no nos querían llevar al hospital. Ni un taxi se paró, pero un señor que no conozco se detuvo en su vehículo y nos llevó al ´Manolo Morales´, donde los médicos trataron de salvarlo, pero no aguantó y falleció en el quirófano”, relató la madre de la víctima.

La Policía Nacional del Distrito V se encuentra investigando el crimen y realizando las respectivas averiguaciones para dar con el paradero del responsable del homicidio y sus cómplices.

El crimen sucedió el pasado sábado 22 de septiembre, a las 11 de la noche en el barrio “Walter Ferreti”. La vela se efectuó ayer detrás de la Cooperativa “Carlos Núñez”.