Lésber Quintero
  •   Nandaime, Rivas  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Mostrando documentos que reflejan que su hijo no fue víctima mortal de un accidente de tránsito, como hizo creer el victimario, Sandra Aguilar exigió a las autoridades policiales de Rivas que esclarezcan la muerte de su vástago.

Luis Manuel Prado Aguilar, de 21 años, fue encontrado sin vida sobre la Carretera Panamericana Sur a la una de la madrugada del 16 de septiembre.

Aguilar, de 38 años, aseguró que Luis era su único hijo, y que en la ciudad de Nandaime, donde vivía frente al costado norte del matadero, era muy conocido y no tenía problemas con nadie. “Por eso acá la gente está consternada y nos están apoyando para que el crimen de mi hijo se esclarezca”, indicó.

Documentos que la madre de la víctima entregó a END revelan que la causa de la muerte del joven fue hemorragia masiva intratorácica, provocada por un trauma cerrado de tórax, y laceración cardiaca. En la Policía de Rivas ha sido imposible conocer detalles del caso, aunque inicialmente los agentes del orden investigaron lo sucedido como una muerte por accidente de tránsito.

Según doña Sandra, desde que ella vio el cadáver de su hijo se percató de que no murió por accidente, “y por eso llamé a la Policía de Rivas, para que vinieran y se llevaran los restos de mi hijo al Instituto de Medicina Legal de Managua, para que hicieran el diagnóstico de la causa de la muerte”.

Ultimas horas con vida

El joven estudiaba computación en Jinotepe y también había realizado un curso modular de comunicación comunitaria con enfoque periodístico en el Intecna.

La víctima salió de su casa a las dos de la tarde del 15 de septiembre en dirección a la plaza de toros de Nandaime, luego se trasladó al bar El Bambú, ubicado a orillas de la Carretera Panamericana Sur.

La joven Anna Castillo Guzmán confirmó a la Policía que a las 6:20 de la tarde llegó con un hombre conocido como “El Chino”, quien además de ser su vecino, era su jefe en una panadería.

Castillo señaló que “El Chino” y el muchacho salieron del lugar y abordaron un bus con dirección a Rivas cargando dos cervezas, porque Luis le había manifestado que iban al cumpleaños de un familiar de su acompañante.

En el departamento de Rivas el joven fue divisado en la comunidad de Pica Pica, y “los mismos filarmónicos lo vieron en el cumpleaños, porque eran de Nandaime y lo conocían”, reveló Yahaira Ruiz Aguilar, tía del hoy occiso.

Pero, inexplicablemente, el joven apareció inerte sobre la carretera, y en la comunidad de Pica Pica los lugareños aseguran que no escucharon ningún ruido que indicase que lo mató un vehículo.

“Esto es raro, porque aquí todo escuchamos y estamos pendientes, pero en este caso hasta me asusté cuando me dijeron que había un muerto. Lo extraño también es que ni sangre quedó sobre la vía”, comentó doña Toribia Cerda.

En el bar “Chepe Chú”, una mesera de piel clara y delgada confirmó que el muchacho pasó solo a la medianoche, luego salió y no se supo más de él.