•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Víctor Manuel Narváez Morales, quien tenía 17 años, se convirtió a las siete de la noche  del lunes en víctima inocente de las disputas de grupos rivales del Barrio Bóer, porque  dos motociclistas les dispararon a él y a sus amigos con un arma hechiza, pero solo él falleció.
Preliminarmente la Policía de la Estación Dos, informó el lunes por la  noche  que el crimen derivó de las rivalidades de dos grupos distribuidores de drogas, pero  la víctima no pertenecía a ninguno de ellos.  Ayer la Policía no ahondó en detalles al respecto.
Las autoridades dijeron que Narváez estaba en una esquina con sus amigos, cuando el homicida y otro sujeto pasaron a bordo de una motocicleta Génesis, negra, y dispararon contra ellos.
Narváez recibió un impacto de bala en el pecho y otro en el brazo derecho, en tanto que su amigo Isaac Hondoy Andino resultó herido. Este último está internado en un centro hospitalario capitalino.
Los vecinos del Barrio Bóer al ver lo ocurrido llamaron a la Policía, que persiguió a los motociclistas, pero solo lograron capturar al conductor, identificado como Slam Alexander Chavarría, de 22 años, mientras el pistolero escapó.
La víctima habitaba de la Subdelegación Dos de Policía, cuatro cuadras al este y media al norte. Carmen del Socorro Narváez, de 41 años, denunció el crimen y pidió que se haga justicia.