Lizbeth García
  •  |
  •  |
  • END

En balde lo mataron
Aparentemente, Álvaro Antonio González, de 20 años, alias “El Popo”, y Ronald Ignacio Cajina Ampié, de la misma edad, conocido como “Ricky”, mataron en balde a Mariano Montiel Guardado, de 34 años, porque éste únicamente cargaba un reloj usado y una panita de plástico transparente en la mochila que los supuestos homicidas le robaron después de apuñalarlo el 28 de junio de 2008, en la una calle de las Américas II.

Ahora, ambos acusados están presos a la espera de juicio oral y público, mismo que la juez Cuarto Penal de Audiencias, Martha Martínez, programó para el 30 de octubre a las nueve de la mañana.

Pese a que la defensora pública Fátima Rosales le pidió a la juez que no elevara la causa a juicio, porque las pruebas supuestamente no se correspondían con la acusación, la juez determinó que sí había mérito para elevar la causa a juicio oral porque hay testigos presenciales que indican que “Ricky” le propinó una estocada en la cara y otra en el corazón a la víctima y luego “El Popo” le dio una tercera en la pierna derecha, después tomó la mochila de la víctima y la registró para darse cuenta de que mataron, supuestamente, a una persona por nada.

Montiel regresaba de la iglesia e iba a la casa de su hermana al momento del mortal atraco.

No se enteró del crimen por borrachera
Róger de Trinidad Cardoza, de 48 años, negó la supuesta autoría del delito de abusos deshonestos que le achacan diciendo que el día de los hechos, 29 de agosto, estaba tan borracho que no recuerda nada y sólo se enteró de que estaba en problemas cuando se vio en la Estación Seis de Policía.

Señaló que borracho puede ser, pero no delincuente porque si revisan su récord, se darán cuenta de que nunca ha sido acusado de delito alguno, sin embargo, ayer el juez suplente Marcos Suárez lo remitió a juicio oral para el 15 de octubre y le reconfirmó la prisión bajo la hipótesis fiscal de que abusó sexualmente de una niña de tres años a la que le habría acariciado la vagina con la lengua, tras preguntarle si tenía novio. El hecho sucedió en el barrio Concepción de María.

Acusada recupera su libertad
El abogado de doña Vilma Mejía López, Walter Centeno, informó que el juicio que se le sigue a su clienta por la supuesta coautoría del delito de homicidio de José Santos González comenzará de cero otra vez en el Juzgado Octavo Penal de Juicio, porque hay prueba sobrevenida que hay que debatir, pero para mientras se desarrolla el proceso, la imputada permanecerá en libertad porque el término de tres meses para estar presa sin sentencia se venció desde el dos de septiembre, día en que la imputada recuperó su libertad.