•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Por dos meses estuvo circulada la placa y las características del vehículo que Leonis Antonio Altamirano Corea, de 42 años, supuestamente utilizaba para “chapear” otros autos en diferentes puntos de la capital, hasta que “cayó”.

Ayer por la mañana la camioneta Ford, blanca, placa M009180, que el sospechoso pagaba en abonos, estaba estacionada en la zona V de Ciudad Sandino, en su casa, donde lo atraparon.

Altamirano no explicó por qué el vehículo estaba circulado por “chapeos”. Se limitó a decir que era comerciante.

“La última víctima fue Jesús Chavarría, quien había dejado estacionado su vehículo en una gasolinera cerca de Plaza Inter, y de ahí le sustrajeron C$38,000 y una laptop Toshiba. Cuando la víctima salió del local logró identificar a Altamirano, quien se dio a la fuga, y aunque el perjudicado lo siguió, no logró alcanzarlo debido a la velocidad con que se desplaza la camioneta del sospechoso, que es de seis cilindros”, informó la teniente Cecilia Roque, jefa de la Dirección de Auxilio Judicial de la Segunda Delegación Policial.

Con antecedentes

Los investigadores corroboraron que Altamirano estaba pagando en abonos desde hace dos años la camioneta que andaba, por lo que el antiguo dueño deslindó responsabilidades.

Los archivos policiales revelan que Altamirano tuvo “deudas” con la justicia por tráfico interno de estupefacientes, violación y robo con fuerza o “chapeo” de vehículos, “su especialidad”.

“Le solicitamos a la ciudadanía que ha sido víctima de este sujeto que lo identifiquen a él y a la camioneta blanca, Ford, que este conducía, que vengan a interponer formal denuncia para reforzar el expediente policial, porque en 48 horas él será puesto a la orden del Ministerio Público”, agregó la teniente Roque.