•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

“Hospedado” en las celdas del Distrito Uno de Policía está José David Martínez Ramírez, de 22 años, porque fue señalado de supuestamente despojar a una joven de 20 años de su teléfono móvil en el Mercado Oriental, pero el detenido asegura que el aparato y los otros dos que le incautaron son suyos.

“Yo venía hablando por mi teléfono, cuando de pronto me detiene un oficial y me pide que le enseñe el teléfono, se lo muestro y me pide factura, yo le respondo que la tengo en mi casa, pero me trajo detenido. ¿Solo por ser pobre no puedo comprar un teléfono de esos? Lo compré en un ‘vinagre’, trabajo tanto que puedo darme esos gustos”, alegó Martínez.

Sin embargo, para los agentes de la Primera Delegación policial, que Martínez ande un teléfono caro no es delito, lo raro es que él se gana la vida como acarreador, además, portaba dos móviles más nuevecitos, cada uno valorado en unos C$2,000.

“Este señor (Martínez) ya es reincidente en el delito de robo con violencia, opera dentro del Mercado Oriental, infinidad de veces ha estado detenido y siempre logra salir en libertad. Si alguien fue víctima de él, que acuda a la delegación a interponer formal denuncia”, señaló el suboficial mayor Ozny Muñoz, II jefe de la Secretaría Ejecutiva del Distrito Uno de Policía.

Martínez ya está a la orden del Ministerio Público para enfrentar proceso judicial por el delito de robo con violencia.