•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La Policía matagalpina puso tras las rejas a los representantes del alcalde en las comunidades de El Jobo y el sitio histórico de Pancasán, municipio de Matiguás, conocidos como los alcalditos, por autorizar cartas de venta y guías para ganado robado.

La Policía informó que elementos desconocidos sustrajeron de la finca de Hilda Emma Delgadillo Lacayo, ubicada en el municipio de Matiguás, ocho vacas valoradas en US$1,200 cada una, por lo que la productora afectada interpuso la denuncia ante las autoridades que inmediatamente investigaron el caso.

Los ocho semovientes fueron recuperados en Corrales Verdes, lugar hasta donde habían sido llevados a bordo del camión placa MT 04045, propiedad de Francisco Rivera Zamora, quien compró el ganado a Celso Soza Muñoz, quien están siendo buscado por las autoridades.

Las investigaciones señalan que el alcaldito del sitio histórico de Pancasán, Erick Adrian Castilblanco Siles, sin ningún documento que avalara la legalidad del ganado, elaboró las cartas de venta a favor de un ciudadano que ni siquiera es productor; en tanto, que el alcaldito de El Jobo autorizó las guías para el traslado de los animales.

Violentaron procedimientos

El comisionado Oswaldo Olivas, jefe de Auxilios Judicial de la Policía, dijo que hablaron con la responsable de la elaboración de las cartas de venta del municipio de Matiguás, quien aseguró que los alcalditos violentaron las normas y procedimientos al extender los documentos antes señalados, por lo que también tomarán medidas administrativas.

El Nuevo Diario trató de abordar a los representantes de los alcalditos investigados, para conocer su posición sobre lo que les achacan, pero no fue posible.

Olivas expresó que este tipo de anomalías se registran en las alcaldías de Río Blanco y Mulukukú, e incluso uno de los que iba arreando el ganado y que está siendo investigado, está circulado por el delito de peculado en perjuicio del representante de la Alcaldía de Río Blanco, donde el sospechoso trabajaba como colector.

Finalizó manifestando, que ahora con el apoyo de la Comisión de Lucha Contra el Abigeato, están golpeando a los cuatreros que operan en el departamento.