•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La tarde de este miércoles falleció en el Hospital “Antonio Lenín Fonseca”, el señor Danilo Gago Bonilla, de 52 años, quien se desempeñaba como vigilante en una hacienda de la comunidad El Jobo, ubicada en la carretera hacia los balnearios Casares y La Boquita, hasta donde llegaron tres sujetos a robarle su escopeta, pero como se opuso, lo apuñalaron.
Por este caso hay tres sujetos detenidos, de los cuales uno fue el que hirió Gago, Walter Antonio López López.  “Tenemos pruebas suficientes, aunque  los peritos siguen recopilando evidencias”, acotó la comisionada Marisol Aburto Jean, jefa de la Policía en Carazo.
El delito ocurrió la madrugada del 30 de septiembre, cuando los malandrines le propinaron dos estocadas al vigilante y le perforaron los riñones.
La finca donde ocurrió el suceso es propiedad del holandés Bernardo Joltink, y queda, de la escuela 200 metros arriba, a escasas cuadras de donde habitaba la víctima.
Según la comisionada Aburto Jaen, el vigilante fue trasladado aún con vida en una patrulla policial al centro asistencial de Jinotepe, pero por su estado fue remitido al hospital de referencia nacional “Antonio Lenín Fonseca”, donde expiró por insuficiencia renal.
Este delito fue tipificado como robo con intimidación agravado, seguido de homicidio.
 La jefa policial informó que el arma que le robaron al vigilante fue encontrada en un predio montoso.
En lo que va del año, este es el tercer caso de homicidio que ocurre en Carazo.  La primera víctima fue un joven habitante del barrio “Roberto López” y la segunda fue el oficial de la Policía, Margarito Osorio.