•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La muerte rondó en tres distintos puntos de la capital, ayer, dejando tristeza y consternación entre los familiares de las personas fallecidas, una de las cuales fue hallada muerta en la calle, en tanto los otros dos fueron encontrados en sus casas.

Doña Catalina Martínez, de 60 años, quedó tirada en una de las calles de Villa Progreso. La dama era bebedora consuetudinaria y ayer por la mañana la vieron cerca del parque, tosiendo y vomitando sangre, por lo que fue auxiliada por vecinos del lugar, quienes llamaron a una ambulancia, pero no llegó.

La dama perdió mucha sangre y se desmayó en una esquina, donde expiró. La gente que la conoció aseguró que hace varios meses, a Martínez le diagnosticaron cirrosis hepática, enfermedad que la habría llevado a la tumba.

En otro punto de Managua, específicamente en una urbanización ubicada en el municipio Ciudad Sandino, Armando López Mora falleció aparentemente por causas naturales. El hombre fue hallado muerto en su cama.

Una de las víctima estaba sana

Según los familiares de López, cuando fueron a verlo al cuarto notaron que no se movía, por lo que llamaron a la Policía Nacional para que descartase mano criminal, sin embargo comentaron que este tenía graves problemas en los pulmones producto del fumado, por lo que presumen que esa fue la causa del deceso.

En otro punto de Ciudad Sandino, específicamente en la comarca La Trinidad, falleció la joven Valeska Marielos Santeliz Dávila, quien tenía 25 años de edad. Según su padre Saúl Santeliz Salazar, la joven amaneció muerta y con sangre en la boca.

El padre de la fallecida comentó que la joven no se levantó ni contestó cuando la llamaron, por lo que fueron a su cuarto y descubrieron que estaba inerte, pero lo extraño es que no padecía de ninguna enfermedad.

La Policía investiga estos casos, para descartar mano criminal y determinar las causas de los decesos.