•   Esteli, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Con quemaduras de primero y segundo grado en distintas partes del cuerpo, se encuentra internado en el Hospital Regional San Juan de Dios, José María Arosteguí Herrera, de 68 años de edad, porque en un momento de desesperación intentó salvar parte de sus pertenencias que se estaban quemando en un incendio en su casa.

Arosteguí Herrera se quemó los brazos, la espalda, la cara y parte del tórax, pero evitó que su perrito, “Káiser”, y una gallina se salvaran.

El incendio ocurrió en la comarca Hermanos Cruz, ubicada a 15 kilómetros al norte de la ciudad. Las pérdidas, según el reporte preliminar dado a conocer por el teniente primero Sergio Montoya, jefe de turno de la Dirección General de Bomberos de Estelí, superan los C$4,000.

Aparentemente en la casa del afectado quedó encendido el fogón y el viento lanzó una chispa sobre las paredes de tablas de pino del humilde inmueble.

Debido a que la casa tenía parte del techo de paja, el fuego se extendió con rapidez y acabó con todo lo que encontró a su paso. En la casa siniestrada había nueve quintales de maíz, dos de frijoles, objetos de uso particular de don José María y de su hermano que vivía en el mismo inmueble.

Los afectados solo quedaron con la ropa y el calzado que andaban puestos, por lo que los pobladores de las comarcas “Hermanos Cruz” y “El Regadío” desarrollan una jornada para colectar dinero, alimentos y ropa para apoyar al anciano y a su hermano.

Incendio en fábrica

Por otro lado, un local donde secan madera para la elaboración de cajas para empacar tabacos de exportación, casi se quema.

El inmueble está ubicado en el Barrio Dios Proveerá, de Estelí, donde en un grupo de operarios secaba madera de color en un horno industrial, pero le pusieron más temperatura de la necesaria. A los pocos minutos surgieron las llamas y un abanico que estaba funcionando en el local las avivó, por lo que el fuego se propagó de inmediato.

El teniente primero Sergio Montoya Arce, oficial de turno de la Dirección General de Bomberos, señaló que las pérdidas directas ascienden a C$4,000.

El inmueble donde ocurrió el pequeño incendio, derivado de una negligencia, según los bomberos, es propiedad de Nary Machado Talavera.

Los especialistas de la Dirección General de Bomberos también informaron que en el barrio “Aristeo Benavides”, Isaac Pérez Rocha, de 28 años, en estado de ebriedad intentó incendiar con gasolina la casa donde vive Sandra del Rosario Torres.

El incidente no pasó a más, y los bomberos tipificaron el caso como combustión sin daños, pero la Policía está investigando.