•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Melvin José Palacios Blandón, alias “El Pupilo”, quien tenía 20 años de edad, murió a consecuencia de un impacto de bala en el abdomen, que le disparó uno de los integrantes de la peligrosa pandilla “Los Sucios”, del barrio Milagro de Dios.

Según la Policía Nacional del Distrito V, el pasado lunes la víctima se encontraba viendo televisión en la casa de su hermana, pero a eso de las 7:30 de la noche decidió irse a su vivienda, donde lo esperaba su pareja sentimental.

Las autoridades policiales manifestaron que al salir a la calle, Palacios se topó con dos mujeres que le dijeron: “¡Qué alegre que mañana va a haber vela en el andén, porque ya vendimos a este maje!”

Luego, la hermana de Palacios escuchó dos detonaciones de arma de fuego, salió de su casa y observó que Melvin José era perseguido por seis integrantes de la pandilla “Los Sucios”, entre los que reconoció a “El Colocho”, “La Tortuga” y “Andrés El Mono”.

La víctima quedó acorralada en el porche de su casa, y fue ahí donde una bala le impactó en el costado izquierdo del abdomen, causándole la muerte por hemorragia interna.

¿Venganza?

Aunque fue trasladado aún con vida al Hospital “Manolo Morales”, no logró sobrevivir debido a la abundante pérdida de sangre.

La hermana de la víctima interpuso la denuncia y pidió a la Policía que se haga justicia con la captura del autor del disparo y de sus cómplices.

Inmediatamente la Policía del Distrito V capturó a dos sujetos que supuestamente andaban con la persona que realizó el disparo, que aún no ha sido arrestado.

Las autoridades creen que el móvil del crimen fue una venganza entre grupos rivales, pero los vecinos de la víctima mortal dijeron que este era una buena persona.

El ahora occiso habitaba en el barrio Milagro de Dios, específicamente de donde fue la Sandak, en el Mercado “Iván Montenegro”, 12 cuadras al sur, 1 y media cuadra al este. Los funerales fueron en la casa donde convivía con su pareja sentimental, en el mismo barrio.