elnuevodiario.com.ni
  • Costa Rica |
  • |
  • |
  • Tomado del Diario Extra

Cuatro nicaragüenses de entre 28 y 43 años fueron detenidos por agentes del Organismo de Investigación Judicial, OIJ, de Costa Rica, por aparentemente comercializar licores de diferentes marcas y adulterados, en varios locales de Guápiles, Limón, sin el pago de los impuestos de ley.

Los sospechosos viajaban en un Isuzu Trooper, cuando fueron interceptados, y se les decomisaron las cajas, valoradas en dos millones de colones.

Este es el segundo caso de contrabando en menos de 15 días, porque la semana pasada la Policía de Fronteras capturó a un hombre de apellidos Ramos Herrera, oriundo de Peñas Blancas, quien conducía el microbús Hyundai placas 691719, cerca de Corrales Negros en La Cruz, Guanacaste, Costa Rica.

Según confirmaron fuentes oficiales, en el vehículo Ramos trasladaba más de 40 millones de colones en pacas de mercadería ilegal lista para ser vendida en el país, la cual se presume provenía de Nicaragua.

Ramos viajaba con destino a San José para descargar la mercancía consistente en siete pacas de ropa casual, deportiva, medias, zapatos, relojería fina, entre otros artículos decomisados por las autoridades.

Allan Obando, director de la Policía de Fronteras de la Zona Norte, comentó: “Recibimos una llamada confidencial donde nos reportaban la salida de la buseta, por lo que realizamos un dispositivo para interceptarla en Corrales Negros, en La Cruz, mientras se coordinó posteriormente con el Ministerio Público”.

La Fiscalía de Liberia se hizo cargo del caso, mientras que la mercadería pasó a manos del Almacén Fiscal en Peñas Blancas.