Máximo Rugama
  • Estelí, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Luego de ser declarada culpable del delito de estafa, el juez Local Penal de Estelí, Noel Velásquez, condenó a un año de prisión y 90 días multa a la ciudadana de origen dominicano María Antonia Coma Sánchez, pero como tiene un niño de cuatro meses de nacido, le concedieron la suspensión de ejecución de la pena, y quedó libre.

La dominicana prácticamente nunca estuvo en prisión, porque cuando comenzó el proceso (hace tres meses) su hijo tenía solo 41 días de nacido, por lo que la delegación departamental del Ministerio de la Familia le acondicionó un albergue, donde pernoctó sin mayores dificultades.

Ahora Coma Sánchez, de 25 años, fue trasladada de Estelí a Managua, donde se alojará en otro albergue, pero está preocupada porque, según ella, la quieren deportar sin su hijo, porque este nació en Nicaragua. El padre es cubano.

Las autoridades migratorias nicaragüenses desvirtuaron la denuncia de Coma.

Según rola en el expediente judicial, Coma y su consorte, Maykell Martín David, se hacían pasar como funcionarios de la Embajada norteamericana en Managua, y ofrecían visas para viajar a Estados Unidos.

Xilonen Tijerino Irías fue la víctima. Le pidieron 5,000 dólares por la visa, pero luego de entregarles 3, 500 dólares, obviamente no le consiguieron nada.