• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

“Pido, señor juez, que la muerte de mi hijo no quede impune, que se castigue a los responsables”, dijo Rosibel Blandón Moreira, madre de Melvin José Palacios Blandón, de 20 años, quien falleció producto de un disparo en el abdomen, la noche del 8 de octubre.

Por estos hechos son acusados Kevin Fernando Robleto Ríos y Nori Moisés Alarcón Sotelo, ambos de 18 años, en el Juzgado Décimo Penal de Audiencia, por el delito de inductores por el homicidio de Palacios.

También es acusado Marcos Antonio Velásquez Picardo, de 20 años, a quien la Fiscalía señala como el autor del disparo que segó la vida del joven, pero como está prófugo de la justicia, el juez Carlos Solís le giró orden de captura.

En la relación de hechos, el Ministerio Público señala que la víctima estaba con dos familiares afuera de la vivienda ubicada en el barrio Milagro de Dios, de la Sandak del Mercado “Iván Montenegro” 12 cuadras al sur y 1 ½ al oeste.

Inductores

“Cuando la víctima observó que se acercaban los acusados, optó por refugiarse en su casa, pero los acusados ingresaron y Velásquez realizó dos disparos, uno de los cuales le entró en el abdomen y le provocó hemorragia masiva, debido a los daños en órganos vitales, según la valoración posmortem realizada por el médico forense Hugo España”, dijo la fiscal Carmen Ulmus.

“Dale, dale, cueteá a ese hijo de p…” gritaba Alarcón a Velásquez, y por su parte Robleto insistía: “No tengás miedo, dale… quemá a ese peluche”, hasta que salieron las detonaciones que le quitó la vida Palacios, según relata el libelo acusatorio.

Por su parte, la defensa de Robleto solicitó al juez Solís que remitiera a su cliente a valorar al Instituto de Medicina Legal, para que determine la edad biológica, ya que según él es adolescente y debe remitirlo a un juzgado para menores.

El juez aceptó la petición y programó la audiencia inicial para el 18 de octubre a las 9:30 am, y les mantuvo la prisión preventiva a Robleto y a Alarcón.