elnuevodiario.com.ni
  •   Puntarenas, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • Tomado De La Nación

La persecución de la Policía de Tránsito a un vehículo que se saltó una señal de alto, culminó la mañana de ayer con la detención de un sujeto que trasladaba a 11 nicaragüenses indocumentados.

El arresto se registró el martes, a las 8:00 am, en el sector de Las Parcelas, en El Roble de Puntarenas y se sospecha que el hombre actúa como “coyote”, o persona que traslada a extranjeros sin documentos.

El chofer, de apellidos Chévez Zúñiga, viajaba en un vehículo Hyundai con espacio para cinco personas, sin embargo, al momento de la detención, el oficial halló a 11 personas dentro del vehículo.

Dicho grupo está conformado por seis menores de edad, entre los 5 y 14 años, incluida una niña, y cinco adultos, entre ellos una mujer.

Todos los extranjeros fueron trasladados a la delegación policial de Chacarita de Puntarenas, para ser indagados por miembros de la Policía de Migración.

El presunto “coyote” quedó también detenido para ser indagado por la Fiscalía, por el aparente delito de tráfico de personas.

Tanto el conductor como los indocumentados salieron de la frontera de Peñas Blancas, Guanacaste, e iban con destino a Atenas de Alajuela.

La persecución

La persecución de un kilómetro inició frente a la empresa Sardimar, en El Roble de Puntarenas.

“Me topé al vehículo cuando se pasó un semáforo en luz roja y lo seguí porque iba muy rápido, cuando se detuvo localizamos dentro del automóvil a 11 personas de nacionalidad nicaragüense, todos indocumentados”, comentó Juan Zúñiga, oficial de Tránsito.

“Se le presta colaboración a un oficial de Tránsito, quien daba persecución a un vehículo. Al detener el auto se localiza a 11 indocumentados, por lo que se detiene al chofer del automóvil, y los indocumentados se dejan a la orden de Migración”, agregó Gilberto Barrientos, subjefe policial.