•   León  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Sonriente y sin mostrar arrepentimiento, Wilman Wilfredo Sevilla Fonseca, de 19 años, confesó este miércoles, tras su captura, que mató al comerciante y empresario leonés, Lenin Moisés Velásquez Bermúdez, de 43 años, porque supuestamente lo quiso violar.

De acuerdo con la confesión, él salió de su casa muy temprano con la intención de sostener relaciones sexuales con Velásquez Bermúdez, pero en ningún momento pensó en asesinarlo.

“Ingresé a la casa y al cuarto del comerciante, me senté en la cama y me ofreció desayuno, se me sentó a la par y me expresó que yo estaba bien bonito, que me quería y me amaba, pero yo le dije que no me conocía, y por qué sentía eso por mí. Me comentó que eso no importaba, y que él me podía dar todo lo que yo quisiera”, relató el hechor.

El sospechoso narró detalladamente todo lo que hizo con el comerciante y lo que supuestamente este quiso hacerle a él contranatura, lo que no le gustó, forcejeó, tomó el vaso, lo rompió y lo usó como arma.

Confesó que se acostó en la cama a ver cómo el comerciante se ahogaba en su sangre, luego cubrió el cadáver con una sábana, tomó todo lo que le ocuparon a él y a su novia, se fue en un taxi, y cuando llegó al barrio Sutiaba, se deshizo de la camisa manchada de sangre y del vaso quebrado que usó como arma lanzándolos en un predio baldío.

Novia cómplice

También fue retenida por encubrimiento y receptación de objetos robados, Maykeline Gabriela Mendoza Guillet, de 20 años, novia de Sevilla y estudiante universitaria originaria de Malpaisillo.

El fiscal departamental, Freddy Arana, precisó que Sevilla Fonseca será acusado por el delito de asesinato y robo agravado.

El asesino confeso, originario del barrio indígena de Sutiaba, permaneció escondido en el interior de su casa durante cinco días, pero fue capturado en horas de la tarde del martes, e inmediatamente fue identificado por Rosibel Rostrán Rivera, de 59 años, la empleada doméstica que trabajaba para Velásquez y principal testigo del crimen.

El subcomisionado Miguel Carmona, jefe de la Dirección de Auxilio Judicial de la Policía de León, aseguró que Sevilla Fonseca confesó que el día del crimen fue citado por la víctima para sostener relaciones homosexuales a cambio de dinero, a lo que accedió, “porque quería comprar un par de zapatos tacos para jugar futbol”.

El hechor ingresó a la casa de Velásquez a las 8:00 de la mañana, en el barrio El Coyolar, y se retiró tres horas después, con una maleta y varios objetos.

“El joven de 19 años aparentemente no logró consumar la relación sexual, situación que Velásquez Bermúdez, aprovechó para solicitarle que la relación sexual fuese a la inversa, esto generó una fuerte discusión entre ambos”, explicó el subcomisionado Carmona, al señalar que el autor del crimen tiene antecedentes delictivos.

De acuerdo con el jefe policial, “esa es la versión que ofreció el hechor, sin embargo, existen muchas incoherencias, porque en la escena del crimen no se determinó que se haya producido algún tipo de violencia, sin embargo, las investigaciones alrededor del caso continúan, y los nuevos elementos que susciten en las últimas horas, también serán acreditados en el proceso judicial”, afirmó.

Iphone 4 fue la pista

El cadáver del comerciante conocido como “Lenin Manzoni” fue encontrado por su empleada doméstica en su habitación, y presentaba más de 20 heridas cortantes a nivel de la garganta (cinco fueron mortales), producidas por un arma cortopunzante que cortó la carótida derecha de Velásquez, lo que derivó en un sangrado profuso en la yugular derecha.

La Policía esclareció el crimen en siete días, pese a que entrevistaron a 261 amigos de la víctima, quien tenía 500 relaciones comerciales, interpersonales y familiares en su página de la red social Facebook.

Según Carmona, esclarecieron el crimen porque en el mercado negro detectaron la venta del celular negro modelo iPhone 4 que fue sustraído de la escena del crimen, lo que los llevó al comprador, el que fue retenido, este confesó quién se lo vendió, lo que los llevó a la novia del asesino.

En la propiedad de Sevilla, las autoridades encontraron el DVD, un bolso gris y una maleta de viajero que también fueron sustraídos de la casa de la víctima. La computadora negra Laptop, otro celular y demás objetos personales de Velásquez fueron recuperados en Malpaisillo, en poder de Mendoza Guillet.