•   Nueva Guinea, RAAS  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La Policía de Nueva Guinea, a cargo del comisionado Ramón de Jesús Castillo, está implementado el denominado “Plan Bolo”, que consiste en llevar a la Estación policial a los bebedores consuetudinarios, para luego alimentarlos y brindarles una charla basada en las Sagradas Escrituras.

La Policía realiza esta actividad en coordinación con la iglesia Bethel, cuyos miembros se encargan de preparar la sopa y la charla espiritual que se les dan a los bebedores para ayudarlos a restaurar su vida. También los rasuran y los mandan a bañarse.

El plan se ha ejecutado dos veces este año y los resultados son positivos, según los promotores, quienes les darán seguimiento a los últimos 20 beneficiados, para evitar que recaigan.

José Feliciano tiene más de 13 años de calmar sus angustias tomando licor.

Hoy está contento por la humanidad con que ha sido tratado por los cristianos. “Gracias por saber que nosotros existimos, aunque seamos borrachos, pero somos seres vivientes, y con la ayuda de Cristo saldremos de este vicio”, culminó diciendo.