Róger Olivas
  •   Chinandega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los tres policías que supuestamente vapulearon al pescador César Ananías Baquedano Ramos, de 34 años, quien perdió parte del intestino producto de los golpes, fueron trasladados de la estación del puerto de Potosí a la delegación departamental, ubicada en Chinandega, y dos de ellos recibirán una orden de baja.

Una fuente policial dijo que están a la espera de una resolución de la Oficina de Asuntos Internos a nivel central, para determinar si los tres uniformados serán dados de baja, o si les aplicarán otro tipo de sanción.

Baquedano Ramos se recupera en la Sala de Cirugía del Hospital España de Chinandega, tras la golpiza que sufrió a las siete de la noche del miércoles 10 de octubre, cuando salió de una fiesta de cumpleaños junto con un amigo cuando se dirigía a su vivienda.

Están suspendidos

José Leoncio Baquedano, tío de la víctima, expresó que un oficial de la Oficina de Asuntos de la Policía de Chinandega le confirmó que los tres policías están suspendidos, pero no detenidos.

“Me quejé ante el Centro Cristiano de Derechos Humanos de Chinandega, Ccdhch, porque eso no se puede quedar así, deben ser castigados por la vía penal, para sentar un precedente y que este tipo de hechos no se repitan”, indicó.

Dijo que cinco hijos de su sobrino están en el desamparo debido a que la recuperación del pescador será lenta, y requieren de una mano amiga para conseguir el sustento diario.

Adilia Morales, funcionaria del Ccdhch, dijo que están acompañando a la víctima y a sus familiares, y un oficial de la Oficina de Asuntos Internos de la Policía de Chinandega le aseguró que el caso está cerrado administrativamente, y dos de los tres oficiales serán dados de baja.

“Me confirmó que el expediente será remitido a la Dirección de Auxilio Judicial DAJ-Chinandega, que a la vez lo enviará al Ministerio Público, para la respectiva acusación”, concluyó diciendo Baquedano.