•   Guinea, RAAS  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Según el pronunciamiento, desde el 2011 la problemática con Sevilla se viene dando, porque en ese año el Ministerio de la Familia impulsó un proceso administrativo contra ella para quitarle tres niños que tenían dificultades para alimentarse, porque la progenitora caminaba por todas las calles de Nueva Guinea en busca de alimentos para poder sustentarlos.

Los niños se encuentran en hogares sustitutos, pero a la madre no le dieron ningún seguimiento, dejándola sin sus hijos y sin alternativa para solventar la situación precaria que estaba pasando.

Instituciones preocupadas

Sevilla se encuentra angustiada porque tras dar a luz, la institución que vela por los derechos de los niños le quitó a su bebé de tan solo cinco días de nacida, situación que se dio cuando la mamá se recuperaba de la operación que le hicieron para no tener más niños, pero la decisión de quitársela ya estaba tomada desde antes.

Hoy la mamá de la recién nacida pide que por favor le devuelvan a su niña.

Es por eso que las instituciones que integran la comisión están preocupadas por la forma en que actuaron los funcionarios de MiFamilia.

“Hasta el momento que Sevilla tuvo a su hija, no representaba ningún peligro y estaba cuidando bien a su bebé, de igual forma cuidaba a sus otros hijos. ´El delito´ fue que vivía en situación precaria, lo que no enfrenta solo ella, sino muchas mujeres en este municipio”, dice el pronunciamiento.

“La situación es preocupante, porque se pone en riesgo la relación madre-hijos por el trauma del momento de la separación, por lo que las instituciones de este municipio piden se haga una revisión rigurosa sobre este caso, así como de los demás que existen en el municipio, y que requieren ser valorados de igual forma para encontrar una solución de interés superior de los niños”, agrega el informe.

Un total de 12 dirigentes de las diferentes instituciones que conforman la comisión estamparon su firma en el pronunciamiento, que fue enviado a la ministra de la Familia, Marcia Ramírez.

La comisión está integrada por Policía Nacional, Alcaldía, representantes de organismos de Derechos Humanos, Cepad, Pastoral de la Mujer de la iglesia Católica, Aprosapang, y la Casa de la Mujer de Nueva Guinea.