Máximo Rugama
  •   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Investigadores y detectives de la Policía esteliana investigan el paradero de tres sujetos y una mujer, quienes se introdujeron a la casa de Carmen Henríquez, de donde cargaron con dinero y objetos de valor.

Los delincuentes robaron 4,320 córdobas que eran propiedad de la profesora Yolanda Rivera Henríquez, hija de Carmen, quien recientemente había hecho efectivo su cheque y se disponía a pagar unas deudas.

También se llevaron C$986 que la maestra tenía ahorrados. Este dinero estaba empaquetado junto a otros billetes destinados a pagar deudas.

Los ladrones desengraparon los paquetes y dejaron tirados los papeles etiquetados con las leyendas: servicio de energía eléctrica, agua, y cilindro de gas licuado.

Los antisociales se llevaron también una impresora pequeña y una computadora portátil. Como si eso no fuera suficiente, los ladrones se llevaron hasta la provisión que las mujeres habían comprado para una semana.

También cargaron con ropa, calzado y alhajas de la familia. Una mujer que andaba en el grupo de ladrones aparentemente hasta se estuvo midiendo unas pulseras de oro y de plata antes de salir del inmueble, porque dejó abandonada la bisutería barata que andaba puesta.

La familia perjudicada se quejó porque su patio colinda con un terreno baldío, por donde los malhechores entraron, pese a que tienen muro, el cual fue escalado por los delincuentes.

Las perjudicadas sospechan que la mujer que participó en el robo es una que se dedica a la vagancia, al consumo de drogas y alcohol, y que se mantiene merodeando por donde ellas viven, en Estelí. En otras oportunidades esa fémina ha sido detenida, pero extrañamente siempre recobra la libertad.