•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

En audiencia inicial, la jueza de Audiencias de Tipitapa, Victoria López, les ratificó la prisión preventiva a William Eliézer Nay Flores, de 21 años, y a José Saturnino Collado Suárez, de 18, por la aparente coautoría del delito de violación agravada y robo agravado en perjuicio de una adulta mayor de 56 años.

La dama ratificó durante la audiencia, que fueron los dos jóvenes quienes el pasado siete de octubre, en horas de la noche, irrumpieron en su vivienda dañando el candado del portón, para violarla.

Al escuchar ruidos extraños, la dama se despertó y fue a la sala, donde observó que había materia fecal humana a la par del televisor, por lo que se fue a la cocina a tomar un cuchillo para defenderse, momento en el que vio a uno de los delincuentes tapándose la cabeza con un fustán mientras el otro se cubría la cara con una blusa.

Posteriormente, según la acusación, Collado la tomó del pelo y la despojó del cuchillo, luego la aventó al suelo, donde Nay Flores la tomó por la fuerza y la llevó a su habitación, de donde se llevaron C$700, US$120 y un celular Nokia, negro.

Mientras Nay Flores seguía revisando el cuarto, el otro sujeto, según la Fiscalía, amenazaba a la víctima con un cuchillo y le ordenó que se quitara la ropa, como la dama no quiso, se la rasgó con el arma blanca para posteriormente abusar sexualmente de ella.

Contranatura

Supuestamente, luego llamó a un amigo para que participara del delito de violación, acto durante el cual todos se despojaron de las piezas de ropa con las que se cubrían, lo que permitió su posterior identificación.

La psicóloga Ligia Mercedes Bejarano Bravo, de la Comisaría de la Mujer del Distrito 8 de Policía, manifestó que la víctima presenta serios problemas derivados de la violación, tales como tristeza, inseguridad, angustia e hipersensibilidad.

Por su parte la doctora forense Karla García Muñoz declarará en juicio que al momento de hacerle el examen forense a la víctima, halló lesiones en el área genital y anal, además presentaba laceraciones en la boca y moretones en las muñecas.

Por otro lado, uno de los testigos, vecino de la víctima, reveló que a eso de las cinco de la mañana del ocho de octubre vio pasar por su patio a los ahora acusados de violación, quienes cargaban un televisor plasma propiedad de la dama, y se lo ofrecieron en venta por C$80 córdobas.

La jueza Victoria del Carmen López Urbina admitió todas las pruebas propuestas para el juicio, el cual quedó programado para el 18 de diciembre a las ocho de la mañana.