•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

“Llave” para robar

Jason Enrique Quijano Zapata, de 25 años, caminaba por las calles de Bello Horizonte, cuando fue sorprendido por tres sujetos quienes lo despojaron de su teléfono BlackBerry valorado en C$8,000, así como de C$9,000 en efectivo y un reloj que dijo le costó C$300.

La Fiscalía señala que los hechos ocurrieron el pasado 17 de octubre, a las 4:30 am, cuando de manera sorpresiva, Carlos García y Rodrick Narváez le salieron al paso a Quijano, a quien le hicieron una “llave”, lo tiraron al suelo, lo golpearon y luego lo “bolsearon”.

La víctima pidió ayuda a una patrulla que pasó por el lugar y los agentes capturaron a Carlos García López, de 28 años, y Rodrick José Narváez, de 25, quienes ahora enfrentan proceso judicial por el delito de robo agravado, en el Juzgado Quinto Penal de Audiencias de Managua.

La juez suplente María Lourdes Corea les decretó la prisión preventiva a los acusados y programó audiencia inicial para hoy jueves.

Una tras otra para “Pipoca”

Desde que patrulleros del Distrito III de Policía capturaron a Erick Daniel Lara García, alias “Pipoca”, de 18 años, las denuncias en su contra llegan una tras otra, y las acusaciones también, por lo que ha tenido que andar de sala en sala en los Juzgados de Nejapa.

En el Juzgado Octavo Penal de Audiencias, “Pipoca” es acusado junto a Christopher Antonio López Chávez, alias “Sambumba”, de 20 años, por despojar de sus pertenencias a un adolescente de 16 años.

En el libelo acusatorio se detalla que “Pipoca” se le acercó al menor y le preguntó si andaba dinero, como este le contestó que no, procedió a tomarlo por la fuerza, mientras “Sambumba” lo “bolseaba”, sustrayéndole del pantalón el celular.

“Pipoca” es acusado también en el Juzgado Noveno Penal de Audiencias, por robo con intimidación en perjuicio de Hugo Josué Rodríguez Quintero, de 18 años, quien es vecino del acusado.

Este atraco sucedió 20 minutos después del primero, cuando Rodríguez iba en compañía de Ángel Fornos, quien conoce a “Pipoca”, que lo llamó con confianza y les pidió dos córdobas, pero como le dijo que no andaba, decidió bolsearlo. Por ambas acusaciones “Pipoca” tiene prisión preventiva y está esperando juicio.