•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

A pesar de que los hechos por los cuales la Fiscalía acusa a Luis Guillermo Espinales Peñalba, de 74 años, ocurrieron en 2009, es hasta ahora que enfrenta proceso judicial por el delito de abuso sexual en perjuicio de su vecinita, una niña de nueve años.

“¡Eso es una mentira, es un chantaje de parte de la mamá, yo ni siquiera le hice nada a la chavala!”, gritó Espinales Peñalba, cuando fue llevado ante el juez Décimo Penal de Audiencias de Managua, Carlos Solís.

Pero el escrito acusatorio del Misterio Público relata que la noche del 19 de noviembre de 2009, el señalado llamó a la niña a su casa, aprovechando que llegaba a jugar con sus hijos.

“El acusado realizó tocamientos lascivos en las partes íntimas de la menor y fue descubierto por un hermano pequeño de la víctima, quien fue a buscarla a la casa, y al ver lo que ocurría gritó a su progenitora, que de inmediato llegó y avisó a la Policía”, detalla la acusación.

También señala la acusación que en ese entonces por falta de pruebas se les venció el término estipulado por la ley para acusar, y la Policía tuvo que liberar a Espinales Peñalba, pero ahora presentaron la acusación ante el judicial, quien admitió la causa, decretó prisión preventiva contra el señalado y programó la audiencia inicial para el 30 de octubre.