elnuevodiario.com.ni
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Gangnam Style invade sede de la ONU

AP / Estados Unidos

El secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, dice que está celoso del rapero surcoreano PSY.

El jefe de la ONU bromeó durante una reunión con el músico diciendo que se sentía opacado por la presencia del astro, cuyo video musical tiene unos 500 millones de visitas en YouTube.

“Estoy un poco celoso. Hasta hace dos días alguien me dijo que yo era el coreano más famoso del mundo. Ahora tengo que ceder“, dijo Ban.

Ambos se echaron flores mutuamente en la sede de la ONU el martes, cuando Ban incluso se atrevió a hacer algunos de los emblemáticos pasos de baile de PSY de su video viral de “Gangnam Style”.

“Así que ahora tienen al primer y segundo coreanos más famosos en el mismo edificio”, dijo PSY a reporteros mientras posaba para fotógrafos con el secretario general de la ONU.

“Para todos los coreanos él es el hombre en el corazón de todos en Corea, el mejor de los mejores. El hecho de estar aquí y que me conozca es tan conmovedor, y dijo que vio mi video, contó cuántas visitas tenía”, dijo PSY. “Esto se siente aún mejor que cuando llegué al No. 2 en Billboard”.

Muerto asiste, vivito y coleando, a su entierro

AFP / Brasil

Gritos, desmayos y caos generalizado: una familia del noreste de Brasil que velaba el cuerpo de Gilberto Araujo, un lavador de coches de 41 años, le vio entrar a su velorio e interrumpir la ceremonia a la que asistían numerosos amigos y parientes.

El cuerpo que la familia había reconocido el domingo era en realidad el de un hombre que se parecía mucho a Gilberto Araujo, pero cuya identidad sigue siendo desconocida este martes, explicó el sitio web G1 de Globo.

“Todo el mundo tuvo mucho miedo. Las mujeres se desmayaban, las personas corrían para todos lados”, contó Maria Menezes, que estuvo presente en el inusual velorio en Alagoinhas, a 100 km de Salvador de Bahia, citada por G1.

Gilberto Araujo se enteró a través de un amigo que encontró en la calle que le daban por muerto. Llamó por teléfono a un pariente para avisar que estaba vivo. Pero nadie le contestó y pensó que se trataba de una broma. Entonces, decidió ir personalmente al velatorio para demostrar que estaba vivo y coleando.

“Un amigo me dijo que había un féretro y que yo estaba dentro. Entonces le dije, pero yo estoy vivo, ¡pellízcame!”, contó Gilberto.

Uno de sus hermanos, José Marcos Santana Santos, explicó que la última vez que alguien de la familia vio a Gilberto fue hace cuatro meses. “Gilberto solo aparecía algunas veces por año y pasamos mucho tiempo sin verlo. Vive en Alagoinhas pero cada día está en un lugar diferente”, dijo a G1.

“Estoy muy contenta porque, ¿qué madre que da a un hijo por muerto no se llenaría de alegría de verlo nuevamente en vida?”, se felicitó Marina Santana.