•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

En la cárcel deberán esperar juicio siete hombres señalados de pertenecer a distintos grupos que, según el Ministerio Público, traficaban con armas de guerra al vecino país de Honduras.

Así lo decidieron este jueves, el juez Décimo Distrito Penal de Juicio de la capital, Carlos Solís, y Casandra Romero, jueza suplente del Juzgado Octavo Distrito Penal de Audiencia de la misma circunscripción.

El judicial Solís mandó a juicio para el próximo 4 de diciembre a Pedro Molina Rayos, Jerónimo Cáceres Santos, Rider Ulloa Santos y Atahualpa Urbina Orozco, supuesto cabecilla del primer grupo.

Los cuatro imputados fueron capturados frente a La Subasta, en Managua, el pasado 15 de octubre, transportando en un autobús de la ruta Managua - Jalapa, 13 fusiles AK 47 y un M 16, por lo que enfrentan cargos por fabricación, tráfico, tenencia, uso de armas restringidas, sustancias y artefactos explosivos en la modalidad de posesión y transporte, en perjuicio del Estado de Nicaragua.

Para demostrar la culpabilidad, el Ministerio Público tiene como pruebas de cargo las declaraciones de los policías que realizaron la captura y las armas incautadas, entre otras.

Por su parte, la jueza suplente Casandra Romero remitió a juicio para el 20 de noviembre a Lenin Serrano Martínez, Erick Velásquez Izaguirre y Jason Torres Gómez, acusados de traficar con lanzagranadas RPG7.

Por este delito también son acusados Ruth Imelda Martínez, originaria de Nueva Segovia, y los hondureños Rolan Neftalí Vásquez y Víctor M Mejía, quienes no han sido capturados.

En este caso no hay armamento incautado y la principal prueba que tiene la Fiscalía son 19 fotos de lanzagranadas RPG7 archivadas en la memoria del celular de Torres.