•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La Policía del Distrito Uno investiga las circunstancias en que desconocidos segaron la vida del taxista Daniel Javier Ruiz Chang, de 33 años, quien recibió un balazo en la cabeza, y quedó recostado sobre el volante del vehículo Kia, blanco, que conducía.

La tragedia que dejó a una niña de 11 años sin padre, ocurrió a las 10:30 pm del pasado sábado, exactamente de los semáforos del Casino Pharaohs, 500 metros al sur, donde los vecinos dieron aviso a la Policía, al ver cuerpo del taxista ensangrentado.

“Una persona que no se identificó avisó diciendo que un taxista estaba tendido en la calle, y que había recibido un balazo en la frente, por lo que de inmediato una patrulla se dirigió al lugar, pero aún no se da con el paradero de los autores del hecho, y se sigue investigando”, aseveró la oficial de Secretaría del Distrito Uno de la Policía, Katering Jarquín.

Los vecinos del lugar llamaron a la Cruz Roja, y una ambulancia de este organismo trasladó al herido al Hospital “Manolo Morales”, pero una hora más tarde fue llevado a la sala de emergencias del “Antonio Lenín Fonseca”. La oficial Jarquín indicó que el taxista se rindió a la muerte a las tres de la madrugada de ayer.

Forcejeó

“Lo que se maneja es que era un robo y que (el autor del crimen) fue un tipo que le pidió que lo llevara al kilómetro 14 de la Carretera a Masaya. Abordó el vehículo, e imagino que más adelante hubo un forcejeo, porque el carro quedó cruzado en la vía. El tipo ha de haber bajado del taxi y le disparó desde una loma”, consideró Nelson Ruiz, de 37 años, hermano de la víctima.

Luisa Emilia Cuevas, suegra del fallecido taxista, dijo que desapareció una cámara fotográfica digital Samsung, que su yerno andaba en el vehículo. “Él acostumbraba trabajar por la noche, y se mantenía afuera del bar Piratas, a la espera de pasajeros, pero dicen que fue un muchacho de aproximadamente 25 años quien lo mató”, indicó Cuevas.

El taxi de la víctima tenía un orificio de bala en el vidrio delantero, por donde va el conductor, y en la parte interna estaba manchado de sangre, además, había huellas de forcejeo.

Este es el segundo taxista asesinado en Managua en menos de 15 días, porque el pasado 19 de octubre fue asesinado Leonardo Villavicencio, cuyo cuerpo fue encontrado tirado en Carretera Sur.