• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

El destino le jugó una mala pasada a Roberto Carlos Mejía García, quien tenía 24 años, porque contestar el teléfono fuera de su casa, la noche del viernes, le costó la vida.

Las imágenes de lo que vivió Mejía García, a unos doscientos metros de la puerta de su vivienda, ubicada en la colonia 30 Aniversario, en Managua, son descritas por Henry Antonio García, cuñado de la víctima, quien dijo que su pariente actuó con valentía.

“Él estaba acostado en la hamaca con sus dos niños, una de 3 y el otro de 2 años, cuando recibió una llamada y como no quería despertar a los pequeños, se fue a contestar fuera de la casa. En la esquina aparecieron dos hombres y comenzaron a forcejear con él para quitarle el celular”, describe García.

Aparentemente la víctima no imaginó que los sujetos andaban armados, porque se lió a golpes con los ladrones, y uno de ellos, al verse superado, sacó un arma y le realizó un disparo. En ese instante la víctima se encontraba en el suelo forcejeando con el otro delincuente.

“Él logró doblarle la mano a uno de ellos y se fue al suelo, ahí fue cuando el otro sacó el arma y le disparó directo al pecho. La bala le salió por la espalda, pero aún así se levantó y caminó a cerrar la puerta, porque los niños estaban dormidos enfrente y los hombres amenazaban con volver a disparar”, explica García.

Llegó muerto al hospital

Aunque lo socorrieron, Mejía García llegó sin vida al Hospital Alemán Nicaragüense.

Por su parte la vocería del Distrito Seis de la Policía Nacional indicó que el caso está siendo investigado para dar con el paradero de los autores del crimen ocurrido la noche del viernes.

Los vecinos del lugar que presenciaron la escena, indicaron que los asesinos son habitantes del barrio Villa Vallarta, el que queda cerca de donde sucedió la desgracia.

Los restos mortales de Mejía García, quien era especialista en enderezado y pintura automotriz, fueron velados ayer donde hasta el viernes fue su casa de habitación, ubicada del portón principal de la empresa Toña, 2 cuadras al oeste y 6 andenes al norte.