•  |
  •  |
  • END

GRANADA
La muerte instantánea sorprendió a Hamilton Eduardo Garay Hurtado, de 25 años, hijo el delegado departamental del Instituto Nacional Forestal, Inafor, en Granada, cuando se movilizaba en la motocicleta Honda, placas GR-0412, y se estrellara contra un árbol de chilamate.

La tragedia ocurrió a las cuatro y media de la mañana de este domingo 14 de septiembre, cuando el muchacho, en compañía de su primo, Jerson Garay Poveda, de 26 años, se movilizaba de norte a sur, en el centro turístico “Lorenzo Guerrero”, frente al Bar Los Gemelos.

El ingeniero Hamilton Garay López, delegado del Inafor en Granada, manifestó que el sábado en la noche su hijo había estado en una reunión familiar en la casa de su abuela, en Villa Sandino, y que después se había movilizado hacia el centro turístico, donde al parecer perdió el control y se estrelló contra el árbol, lo que le provocó la muerte de inmediato.

“Él estudiaba Contaduría Pública en la Universidad de Las Américas, en Managua”, acotó Garay López. Por su parte, los miembros de la Asociación Civil de Bomberos informaron que se hicieron presentes en el lugar, pero lamentablemente al llegar el muchacho ya había fallecido a causa de una fractura en la base craneal y hemorragia cerebral interna. El cuerpo fue revisado posteriormente por el médico forense Mario Hernández Espinoza, quien emitió su valoración.

Por su participación y coordinación en las actividades del Consejo de la Juventud Sandinista en el municipio de Granada, donde se desempeñaba como secretario, su cuerpo fue llevado la tarde de ayer a la casa departamental del Frente Sandinista, y posteriormente a la Iglesia Catedral de La Gran Sultana. Sus restos descansan hoy en el Cementerio General.