Máximo Rugama
  •  |
  •  |
  • END

CONDEGA, ESTELÍ
El joven campesino Harvin José Jarquín Rivas, de 18 años, falleció desangrado luego que recibiera al menos cinco puñaladas durante una reyerta en el sector de El Jocote Arriba, a 25 kilómetros al noreste de la ciudad de Condega, Estelí. El ahora difunto sufrió lesiones en distintas partes de su cuerpo, según informó el comisionado mayor Otilio Duarte Herrera, jefe de la delegación policial en el departamento del norte del país.

En la misma trifulca sufrieron lesiones por arma de fuego los hermanos Santos Roberto y Rolando Benavides Valle; Francisco Hernández Peralta y Wilson Ruiz Calderón, de 28 y de 25 años, respectivamente, y originarios de la zona.

La Policía, informó que investiga para determinar cómo ocurrieron los hechos y deslindar responsabilidades.

Las autoridades policiales señalaron que preliminarmente conocieron que dos grupos de personas estaban ingiriendo licor, y ya al calor de los tragos, los ánimos se caldearon y luego de una agria discusión se fueron a las armas.

Hace dos años, también en el municipio esteliano de Condega, hubo dos reyertas en las comunidades de Pire y Santa Teresa, en donde igualmente, al calor de los tragos, los involucrados revivieron rencillas personales que los llevaron a agredirse con armas blancas y de fuego, y provocaron al menos 14 heridos y cuatro muertos.