•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Franklin Humberto Cortés Zambrana, de 25 años, y José René Morales Vado, de 23, fueron acusados por la Fiscalía por el asesinato de Eduardo Silva Galo, de 40.

Según la acusación que presentó el Ministerio Público, el crimen se dio la noche del 17 de noviembre en el barrio “Francisco Meza”, cuando la víctima viajaba con Morales Vado en la motocicleta azul Avanti, placa M 39935, propiedad de la comuna capitalina, porque Silva se desempeñaba como supervisor de ambiente en la Alcaldía de Managua.

“El acusado (Morales Vado) indicó una dirección repentina a Silva, por lo que este perdió el control de la motocicleta y cayeron al suelo. En ese lugar los aguardaba Cortés Zambrana, quien sorprendió por detrás a la víctima, quien empezó a forcejear”, manifestó la fiscal auxiliar Carmen Marina Ulmos.

Muerte violenta

“Como la víctima se resistía, Cortés Zambrana sacó un cuchillo de la cintura y le propinó varias puñaladas en diferentes partes del cuerpo. Luego tiraron al suelo a Silva y Morales tomó una piedra para golpearlo en la cabeza, mientras Cortés Zambrana seguía asestándole cuchilladas”, dijo.

El forense Juan Carlos Solórzano contabilizó más de 20 heridas penetrantes en el tórax de la víctima que falleció por hemorragia masiva y lesiones en órganos vitales.

El juez Décimo Penal de Audiencias de Managua, Carlos Solís, admitió la acusación y decretó la prisión preventiva para ambos detenidos, quienes también fueron acusados por robo agravado, porque le quitaron al herido el celular propiedad de su esposa, Gloria Jarquín, de 46 años.