• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Un adolescente falleció la noche del miércoles debido a la sed de venganza del grupo delincuencial “Los Frijoleros”, quienes buscaban en el barrio Laureles Sur al sujeto que había despojado del celular a su líder.

La víctima fue identificada como Ricardo Moisés Ríos Mora, quien tenía 15 años y estaba tomándose una taza de café, cuando decidió integrarse al grupo de jóvenes que estaban conversando en una esquina del barrio, a media cuadra de su vivienda.

“Los jóvenes que estaban sentados en una esquina de la calle no tenían nada que ver con el robo del celular de Paulino Antonio García. Quien lo despojó del móvil fue Engel Adolfo Palacios, alías ‘El Zurdo’, miembro de la agrupación ‘Matacaballos’”, informó el comisionado Edmundo Vindell, segundo jefe del Distrito VI de Policía.

Disparo traicionero

Después del robo, 10 sujetos que portaban armas artesanales calibre 12 ingresaron al barrio, específicamente de La Vuelta de La Concha, una y media cuadra al norte.

“Cuando ‘Los Frijoleros’ vieron a los jóvenes, abrieron fuego en contra de ellos, hiriendo al adolescente (Ríos Mora) en la espalda y la rodilla; fue trasladado al hospital, pero falleció”, explicó el comisionado Vindell.

Las autoridades del Distrito VI de Policía realizaron redadas la noche del miércoles y la mañana de ayer en los barrios aledaños y capturaron a Isaac Antonio Palacios Cortez, alias “Pizza”; Manuel de Jesús Tórrez Cárdenas, “La Gárgola”; Manuel Eliécer Sánchez, Benito Manuel Suárez, “El Diablo”; a un adolescente de 16 años, y a Erick Espinoza, quien aparentemente accionó la escopeta que privó la vida al adolescente.

“Todos los detenidos tienen antecedentes penales, ellos pertenecen a la agrupación ‘Los Frijoleros’. Continuamos en la búsqueda y captura de los demás involucrados en el homicidio”, enfatizó el comisionado Vindell.

Esforzado

Ricardo Moisés Ríos Mora únicamente cursó hasta el sexto grado de primaria, pero buscó trabajo.

“Él se desempeñaba como ayudante de albañilería, dejó de estudiar para ayudar a su familia en los gastos, porque eran seis hermanos”, dijo entre lágrimas Belkis Ibarra Baltodano, tía de la víctima.