•   Carazo, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

“La niña se me subía a la cama y yo por eso la violé, pero fue solo una vez”, justificó un sujeto de apellidos Palacios Peña, de 20 años, actualmente en prisión preventiva, porque violó a su sobrina de 10 años de edad, quien tiene cinco meses de embarazo.

La subcomisionada Matilde Velásquez, jefa de la Comisaría de la Mujer de Carazo, dijo que el Ministerio de la Familia dio cuenta del delito por denuncia de los pobladores de Santa Teresa, quienes observaban a la niña embarazada.

“La niña dijo que hace cinco meses cuando ella se encontraba sola con sus hermanitas, jugando en la cama, llegó Palacios Peña y procedió a violarla delante de sus hermanas de nueve y de 2 años”, reveló la jefa policial.

“La mamá de la niña la llevó al centro de salud de la localidad, donde primeramente le dijeron que tenía parásitos y le dieron tratamiento, posteriormente diagnosticaron una infección y le volvieron a dar medicinas, hasta hace tres días que el médico forense ordenó un ultrasonido y se confirmó el embarazo de la infante”, agregó.

En riesgo

El embarazo de la menor es de alto riesgo y está padeciendo de la presión arterial, dijo la subcomisionada Velázquez.

Ligia Mejía, ginecóloga, recomendó tratar el caso de forma especial “ya que el embarazo producto de la violación pone en riesgo la vida de la niña”.

El supuesto autor del delito está preso a la espera de audiencia inicial por decisión de la jueza Regina Escobar, en tanto, la pequeña se encuentra en un albergue, donde se le está brindando tratamiento médico y psicológico.

“Hijo no buscado”

Mayte Ochoa, del Grupo Estratégico por la despenalización del aborto terapéutico, expresó que la niña no merece cargar con un hijo que no estaba buscando.

“Esperamos que las autoridades conozcan el caso y se aplique el Código de la Niñez y Adolescencia, ya que cada día más niñas salen embarazadas debido a abusos sexuales cometidos por sus familiares”, agregó.