Máximo Rugama
  •  |
  •  |
  • END

SAN JUAN DE LIMAY, ESTELÍ

Durante las vacaciones de las Fiestas Patrias la muerte anduvo “revoloteando” en este departamento. En el municipio de San Juan de Limay murió Feliciano Espinal Rodríguez, de 24 años, quien fue ultimado a cuchilladas. Este hecho fue el segundo ocurrido en los últimos días en este departamento.

La muerte del muchacho sucedió en el Barrio “Mario Rodríguez”, ubicado en la zona urbana del municipio en cuestión, pero la víctima era originaria de la comunidad El Guanacastón.

El joven recibió una certera puñalada a la altura del hombro izquierdo que le perforó la arteria braquial, lo que desembocó en un shock hipovolémico por la hemorragia interna, la cual provocó su deceso cuando era trasladado en una ambulancia del centro de salud de San Juan de Limay hacia el Hospital Regional San Juan de Dios, de la ciudad de Estelí.

Según versiones de testigos brindadas a los detectives e investigadores de la Policía, el hecho ocurrió cuando Feliciano se encontraba con una joven y un amigo en la llamada “Esquina de Ramón Parrales”, ya que se dirigían a una fiesta en ese momento.

En el lugar apareció Audiel Morales Mendoza, de 22 años, de la comunidad San Lorenzo, quien iba en estado de ebriedad, y sin discutir la emprendió contra las personas que estaban en el sitio. Fue en ese momento que el ahora difunto recibió las estocadas.

El joven fallecido, según sus familiares, era una persona pacífica y muy estimada en Limay, por lo que exigieron de las autoridades competentes que apliquen los rigores de las leyes al criminal.


Podrían esclarecer crimen de CPC
La Policía Nacional también investiga un hecho sangriento ocurrido en la comunidad El Salmerón, ubicada en el municipio esteliano de San Nicolás, en donde desconocidos asesinaron de tres certeros disparos de revólver calibre 38 al pequeño productor Eleuterio Castillo Rocha, de 50 años.

Castillo Rocha circulaba a pie por el sector de Quebrada Grande, cuando recibió dos disparos en la espalda y otro en la mano derecha.

De acuerdo con versiones de los familiares del fallecido, éste retornaba a su casa ubicada El Salmerón, a primeras horas de la noche. Eleuterio había asistido a las honras fúnebres de un pariente, Henry Rocha, originario de San Nicolás, quien había muerto cuando su motocicleta se estrelló en horas de la noche contra una bicicleta en la que circulaba Francisco Rivera, de oficio albañil, y originario de la comarca Santa Cruz, en Estelí, y quien también falleció.

Supuestamente, Eleuterio iba de regreso hacia su casa en compañía de tres hijos, pero en el camino éstos se rezagaron y por ello no presenciaron los hechos.

Ellos fueron los que encontraron, horas más tarde, el cadáver de su padre tirado en un charco de sangre.

Desde que asumió el actual gobierno, Castillo Rocha era dirigente de los Consejos del Poder Ciudadanos en el sector de El Salmerón, y por varios años se desempañó como coordinador del FSLN en ese territorio, por lo que varios pobladores de la zona vinculaban su muerte a hechos políticos.

Sin embargo, se conoció que todo se debió a rencillas personales y a problemas de propiedad. Y es que, supuestamente, el difunto acusaba a una persona de haberle envenenado el año pasado un toro que le costaba 15 mil córdobas, y de haber mandado a que le destruyeran varios cultivos de frijoles y hortalizas en su huerta.

En horas de la noche del 15 de septiembre se conoció que la Policía esteliana ya tenía ubicada a la persona que ultimó de tres balazos a Castillo Rocha, quien oficialmente fue reportado como de 50 años, aunque sus familiares aseguran que tenía 42.