Máximo Rugama
  •  |
  •  |
  • END

ESTELÍ

Delincuentes internacionales están introduciendo al país vehículos robados en otras naciones centroamericanas. La Policía da seguimiento a varios robos de vehículos que ocurren en la república de El Salvador, pues los automotores luego han sido trasladados a Nicaragua, con placas y datos falsificados.

Al menos cuatro camionetas fueron introducidas al país durante las últimas semanas, a través del puesto fronterizo de El Espino, pero una de ellas aún no ha sido ubicada.

La Policía informó que una camioneta que fue ingresada a Nicaragua con placas de otra --la cual también había sido robada en San Salvador, la capital salvadoreña--, ya fue trasladada a aquél país, no así un camioncito y una camionetota, que todavía son objeto de investigaciones.

En la Dirección Regional de la Policía Económica se nos informó que se trabaja arduamente en el proceso investigativo para dar con el paradero de la camioneta que no aparece por ningún lado.

En la introducción ilegal de estos vehículos, según documentación en manos de este periodista, se encuentra involucrado un fuerte comerciante de origen salvadoreño que tiene un establecimiento comercial de dos pisos en esta ciudad.

Todo hace indicar que en estos hechos ilícitos estarían involucrados familiares del comerciante salvadoreño establecido en esta ciudad, entre ellos su suegro.

Con el Código Penal anterior, este tipo de delitos no eran penados, pues las autoridades sólo les decomisaban los automotores y luego los involucrados quedaban en libertad, sólo bajo medidas administrativas.

Ahora, con la puesta en vigencia del nuevo Código Penal, estos hechos se constituyen en delito, penados con tres y seis años de cárcel, además de quedar incautado el bien.