•   Chinandega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Glenda Patricia Bordas Varela, de 34 años, que en un arrebato de celos torturó, estranguló y cortó con un bisturí en el abdomen a Frania Isola Valle Gómez, quien tenía 20 años, confesó el crimen y explicó que cuando huía, tomó conciencia de lo que hizo, y decidió regresar a Nicaragua.

Bordas Varela expresó que se regresó ya llegando a Tegucigalpa, Honduras, y se entregó a la Policía en el puesto fronterizo El Guasaule, “porque tomé conciencia de lo que hice, no supe qué me motivó a cometer el hecho, pero había discutido fuerte con Frania, porque me estaba engañando con un hombre”.

Manifestó que Valle Gómez le había prometido que se irían fuera del país después de compartir esta Navidad con sus familiares, “pero la mamá le metía hasta por los ojos al novio”.

El comisionado mayor Douglas Pichardo Ramírez, jefe departamental de la Policía de Chinandega, dijo que la enfermera será remitida ante la Fiscalía, para que la acusen por asesinato.

La Policía presentará como pruebas de cargo, el arma blanca que Bordas usó para el crimen, el testimonio del hijo de la victimaria, quien encontró el cadáver; y la carta que dejó Bordas explicando que actuó debido a un engaño, entre otras.

Familiares y vecinos de la víctima se mostraron satisfechos por la captura y esperan que resplandezca la justicia, porque se supo que Bordas Varela es hija de un reconocido abogado chinandegano, quien podría tener influencias en las esferas judiciales.

Bordas fue capturada a las 4:00 pm del jueves en un autobús, en el puesto fronterizo El Gausaule.

El crimen

El asesinato ocurrió entre la 1:00 y 2:00 de la tarde del martes, cuando Bordas Varela subió el volumen de un equipo de sonido, del televisor y abrió varios grifos de la vivienda 12-4 de la Colonia Ayapal, de Chinandega.

El móvil del crimen aún no está claro para la Policía, aunque todo hace indicar que fue por motivos pasionales, porque supuestamente Valle Gómez estaba embarazada de un ciudadano conocido como Ricardo. Bordas le hizo una herida en el abdomen a la víctima, para constatar si había feto.