•   Ciudad Antigua, Nueva Segovia  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

A las 2:30 de la tarde de ayer falleció Margarita Vásquez Guzmán, de 16 años, por shock hipovolémico derivado de las múltiples heridas que su excónyuge, Ramón Calero Bautista, de unos 50 años de edad, le infligió con un machete, en un camino de la comarca El Mojón, jurisdicción de Ciudad Antigua.

El médico forense Pedro Joaquín Matute dijo que la víctima tenía heridas provocadas con un objeto contuso en los brazos, rostro, cuello y cráneo, que afectaron la masa encefálica. El filazo en la cara hasta le desprendió uno de los ojos, indicó el galeno.

Pedro José Vásquez Guzmán reveló que a su hermana unos vecinos la encontraron desangrándose en el suelo y la recogieron a eso de las 7 am en un camino real de la comarca El Mojón No. 2, del municipio Ciudad Antigua. Junto a ella estaba su hija de dos años, llorando, porque tenía una herida en una de las manos. La bebé es hija del presunto agresor.

La muchacha fue ingresada la mañana en estado inconsciente al Hospital “Alfonso Moncada Guillén”, de Ocotal, donde los médicos trataron de estabilizarla, pero a los pocos minutos falleció en el quirófano.

¿Celada criminal?

Según Dominga Vásquez, su hija se dirigía a realizar un mandado en la misma comunidad, aunque hay otras versiones que indicarían que el victimario la mandó a llamar a otra casa, momento en el que fue atacada sin piedad.

La dama denunció que su exyerno vigilaba a su hija, porque estaba celoso ya que hace unos 15 días la adolescente decidió terminar su relación marital con él.

Agregó que el ataque fue sorpresivo, porque después que su hija recibió el primer filazo, soltó a la niña que llevaba en brazos, para correrse, “pero él la alcanzó”.

La infortunada vivió 4 años con Calero Bautista, quien la convirtió en su pareja cuando la niña apenas tenía 12 años, pero nadie lo denunció por el delito de violación.

Calero Bautista huyó, pero se conoció que la Policía lo ha circulado en toda la región, para su captura.

Este es el tercer femicidio ocurrido en menos de una semana, porque el fin de semana hubo dos casos, en Nueva Guinea y Chontales.

 

"Actuó por odio, porque ella ya no lo quería". Dominga Vásquez, madre de la víctima.